Siempre estaré para ti - Victoria Magno

domingo, 25 de septiembre de 201616:29



EDICIONES B MÉXICO



Alexander es el primogénito de la familia Lobos. Toda su vida ha tenido que ser el hermano responsable; debía cuidar a sus hermanos, ser el ejemplo, proteger a Clara. Ella huía de una familia violenta y encontró, en la familia Lobos, el amor y cariño que nunca antes había conocido. Pero pronto se enamora del maravilloso hombre que es Alexander, sin embargo, él juró protegerla como hermana y no se permite amarla. García, el antiguo rival de la familia Lobos, comienza a cortejar a Clara. ¿Podrá Alexander negarse al amor de Clara por una promesa?


El círculo perfecto - Moruena Estríngana

sábado, 24 de septiembre de 201622:09






Páginas: 610
Nº y saga: I El reino del águila
Edición: Digital/Impreso
Colección: Fantasía | New Adult

En un lugar donde la magia es un don y no un castigo, existe la leyenda de un joven príncipe encerrado en otro plano que vigila y espera a que alguien le libere y le dé la oportunidad de llevar a cabo la venganza que prometió a su difunto y asesinado padre.
Solo hay una persona que puede ayudarlo.
Solo su alma gemela podrá salvarlo.
Solo la que, a su lado, haga brillar el Círculo Perfecto podrá liberarlo.
Cuando el pasado de un príncipe es tan oscuro que ya no siente nada en su frío corazón, Cuando la vida de una mágica chica está condicionada por los deseos de quienes la criaron, Cuando todo parece desmoronarse, y se cree que no hay ninguna salida…
¿Puede el amor verdadero entibiar un corazón manchado por demasiada sangre y romper las defensas de una joven que no ha sabido nunca ser quien verdaderamente es?
¿Puede la unión del Círculo Perfecto romper todas las barreras? Evelyn, que ni siquiera creía en la existencia de la magia, tendrá que descubrirlo...


Describiendo historias: R. Crespo

viernes, 23 de septiembre de 201615:54






Nombre/seudónimo autor: R. Crespo
Título: Ritual
Género: Romántica contemporánea y erótica.
Saga: Sí. En principio 4 libros.


Sinopsis:

«Primero, nada de enamorarse».
Olivia nunca se ha enamorado de cualquiera, es más, a pesar de lo enamoradiza que siempre ha sido aún no ha encontrado a nadie que la hiciera experimentar lo que siente hacia Víctor. Hasta que aparece en su vida Renato, quien hará que se olvide del chico que conoció en internet, a menos que éste aparezca definitivamente para cumplir su promesa.
«Segundo, mientras estemos juntos nos perteneceremos».
Cuando Víctor propone seguir dos condiciones, Olivia ve la oportunidad perfecta para intentar conquistarle mientras el juego dure; aunque él no esté dispuesto a dejar que traspase las barreras de su corazón. Sin embargo, las cosas no serán tan fáciles como ellos creen.

Resumen:

Ritual es una novela contemporánea que narra el romance entre dos personas que se conocen a través de internet: Olivia y Víctor. Cuenta en primera persona y a dos voces (nunca repitiendo sucesos anteriores contados por el otro protagonista) todo lo que va sucediendo en el día a día de los dos, con sus pensamientos y sentimientos. Es una historia en la que la carga emocional y romántica pesa mucho más que la erótica, y en este último caso, la narración es sutil y llena de sentimientos.

Presentación de los personajes:

Olivia es... un caso perdido. Jamás hubiera imaginado que el hecho de adentrarse en esa red social la llevaría a tantos desastres dentro de su vida. Su simpatía, honestidad y dulzura forman parte de sus fortalezas, por llamarlo de alguna forma, pero también es algo insegura la mayoría de las veces y piensa demasiado en las cosas. Hay quienes dirían que debería dejarse llevar un poco más, pero para alguien que cree no haberlo pasado muy bien en la vida, es un poco complicado cambiar de la noche a la mañana.

Sin embargo, se deja llevar tanto en ocasiones que ni siquiera se reconoce. Aún es, como quien dice, una niña, pero creo que se comporta como una chica de su edad se comportaría en la realidad. Sea o no insegura. Comparta o no los rasgos de la personalidad de Olivia.

Estudia en la Universidad de Sevilla, habiendo nacido en la misma ciudad veintiún años antes.

Víctor, a pesar de que al principio pueda ser odioso para las lectoras, es un cacho de pan. No es lo que típicamente se podría definir como chico malo. Es un personaje con matices que en ocasiones puede hacer cosas buenísimas y en otras, hacer algo mal (o malo) sin que fuera su intención inicial. Es bastante complicado de entender, pero gracias a cierto detalle que trae el libro, al final acabas entendiéndolo.

En este enlace: http://ficcion-romantica.blogspot.com/2016/07/especial-de-ritual-1-conoce-los.html podrás leer más sobre ambos protagonistas.

Personajes secundarios:

Renato es el mejor amigo de Olivia, al que conoce en la universidad. Estudia su misma titulación, pero en otro turno diferente al de ella, por eso no coinciden en clase. Es un amor, el chico con el que todas soñaríamos estar, o al menos tenerlo como mejor amigo. A pesar de algunas cosas que hace...

María es la mejor amiga de Olivia desde siempre, podría decirse. Conoce todo de ella y sin que tenga que pronunciar una sola palabra, ya sabe lo que pasa por la mente de Olivia. También es todo lo opuesto a ella, pues es bastante más sociable y abierta. Aporta algo de comedia a algunas situaciones que viven.

Julia es la hermana de Víctor, todo un amor. A pesar de ser menor que él, es quien le aporta algo de luz cuando está sumido en la oscuridad y no sabe qué hacer. No aparece mucho, pero le ayuda mucho a tomar sus decisiones futuras.

Y hay algunos más que los dejaré como sorpresas...

Fragmento:

A veces no somos capaces de vencer la tentación. Se nos presenta un día cualquiera y nos seduce de tal forma que no pensamos en la posibilidad de rechazarla. No pensé que pudiera ser capaz de no responder a sus insinuaciones. Cada vez que le miraba sentía que me dejaba sin aliento. Más de una vez mi mirada se tiñó de deseo y él parecía aprovechar cada una de las oportunidades que yo le ofrecía sin darme cuenta. Pero ¿cómo no hacerlo con alguien como él? Para mí representaba lo prohibido, lo exótico. Y aunque ninguno de los dos teníamos pareja, o excusas para no dejarnos llevar, algo había que no nos dejaba actuar con normalidad. Desde aquel beso que nos dimos no volvió a propiciarse ningún tipo de situación comprometida entre nosotros. Ninguno de los dos lo buscó, aunque nuestras intensas miradas hablaban por sí mismas.
Una noche ocurrió algo inesperado. Al salir de la ducha, fui directa a mi habitación para vestirme y luego ir a cenar. No me percaté de su presencia hasta que me giré con el pijama en las manos y lo vi sentado sobre mi cama, observándome. Abrí los ojos como platos al descubrir esa mirada llena de deseo que me recorría de arriba abajo. Mordí mi labio inferior y clavé mi mirada sobre la suya. Un miedo irracional se apoderó de mí haciendo que sujetara con mayor fuerza la toalla, como si en cualquier momento pudiera caer al suelo y dejarme indefensa ante él.
—¿Qué haces tú aquí? Tu… Tu habitación es la otra —Tragué saliva, pero me costó. Fue como si hubiera algo en mi garganta que no me dejara hacerlo. Fruncí el ceño esperando una respuesta, pero al ver que no llegaba de manera inmediata añadí—Oh, espera… Ahora me dirás que te confundiste de habitación sin querer, o cualquiera de esas tonterías que os inventáis los tíos. ¿Me equivoco?
Sonrió antes de que su cuerpo se irguiera y quedara de pie frente a mí.
—Debo reconocer que soy muy malo por tentarte de esta forma. ¡Y mira que he sido sutil! Quizá hubiera tenido que recurrir a otra táctica para que cayeras rendida ante mí —Pero ¿qué se habría creído? Alcé una ceja, por algún motivo intuía que su comportamiento no era el habitual, pero tampoco sabía qué podía motivarle a actuar de esa forma— ¿Por qué me miras así?
Empezó a avanzar hacia mí y yo di un paso hacia atrás. No fui del todo consciente de ese movimiento hasta que mis ojos se clavaron en mis piernas y vieron una delante y la otra detrás. Sonreí al pensar en lo tonta que estaba siendo. De un momento a otro, mi cuerpo se vio entre la puerta del armario y su cuerpo; y mi mirada no hacía más que alternar entre sus ojos y sus labios. Deseaba volver a sentir sus labios sobre los míos.
—Dime que no me deseas y te dejaré tranquila. Pero dímelo, no creo que pueda aguantar mucho más como un simple amigo cuando tú y yo sabemos que entre nosotros hay algo más que debe ser resuelto.
Me quedé atónita ante sus palabras. ¿Aún era capaz de dudar de mis posibles sentimientos hacia él?
—Te deseo.
No pensé mucho la respuesta, ni en las posibles consecuencias que podría tener. Intenté escabullirme, pero me tenía acorralada; sus brazos se apoyaban en la puerta del armario a ambos lados de mi cuerpo. Mis ojos seguían clavados en los suyos. «¿Realmente quiero escapar de él?».
—Yo también te deseo, Olivia.
Se lanzó a mis labios y tomó mi cintura con suavidad, acariciándola por encima de la toalla. Me aferré con ambas manos a su nuca y lo atraje más hacia mí, profundizando así en el beso. Al quedar libre la toalla, esta se deslizó por mi piel hasta que se topó con el suelo; pero yo seguía demasiado concentrada en disfrutar del beso como para darme cuenta realmente de lo que había ocurrido con ella. Una corriente eléctrica recorrió mi espina dorsal al sentir sus dedos sobre mi cuerpo desnudo y no vacilé al acercar mi cuerpo un poco más al suyo.
—Y así te deseo aún más —dijo jadeante mientras su mirada bajaba hasta mi cuerpo desnudo. La seguí y fue entonces cuando comprobé que me encontraba desnuda frente a él.
Volví a sentirme estúpida al intentar ocultar mis partes con los brazos, sobre todo cuando acercó sus labios a mi cuello y bajó con besos hacia la clavícula. Impulsó mi cuerpo hacia arriba y me tomó en brazos para llevarme a la cama. Y a pesar de todos los pensamientos negativos sobre mí y mi manera de actuar en ese momento, no me opuse a sus deseos. No cuando eran los mismos que los míos. Me depositó sobre la cama con cuidado y cubrió su cuerpo con el mío. Saboreó cada poro de mi piel sin saber que con cada uno de sus besos me estaba llevando a la más extrema locura.
No tuve el valor suficiente para detenerle.
Sin embargo, no hizo falta que me apoderara de mi fuerza de voluntad, pues él cesó en su empeño para que la situación no se complicara más.
—Joder, Olivia… Tápate antes de que cometa una locura. Debo poner las cartas sobre la mesa si queremos que ocurra algo más…
—¡Como si yo tuviera la culpa de estar como Dios me trajo al mundo! Te recuerdo que si no llega a ser por ti esto no habría ocurrido.
Reí al comprobar que a pesar de sus palabras su cuerpo seguía sobre el mío. Sus ojos marrones aún sobre mi mirada.
—¿No querías que me tapara de nuevo? Pues no veo que tengas mucha prisa.
Al comprobar que mis palabras eran ciertas, él rió también y se levantó. Yo también lo hice para coger la toalla y volver a colocarla sobre mi cuerpo, ocultando lo que hasta hacía unos segundos había estado a su merced.
—Me harías un gran favor si salieras de la habitación y me dejaras cambiarme, por no añadir que también te vendría bien a ti. No creo que sea agradable ponerte peor de lo que ya estás. Nunca estuve de esta forma con un hombre, pero no soy tonta. Sé que ahora, aunque tenga esto cubriendo mi cuerpo, te mueres por hacerme tuya —Me estaba pasando de lista, pero me encantaba provocarle—. ¿O vas a negármelo?
Tras asegurarme de que la toalla no se caería con el mínimo movimiento, simulé posar para él de forma sensual reprimiendo una risita.
—No, no lo niego —respondió mientras se acercaba de nuevo hacia mí con esa mirada que me trasmitía todo el deseo que sentía por mí.
Tuve que controlarme para no temblar y mostrar mi debilidad ante él. ¿Por qué las mujeres tendríamos que ser tan débiles ante los hombres?
—Vete ya antes de que me importe una mierda esas cartas que tienes que enseñarme.
Y lo decía muy en serio. Si Víctor permanecía un minuto más en mi habitación no habría nadie que me quitara de la cabeza la idea de perder mi virginidad aquella noche.
—Vale, vale. Tranquila. Nos vemos en la cena.

Otras novelas publicadas: Ninguna, aún.

Dónde comprarlo:

-Edición impresa: http://relinks.me/1533148147
-Edición kindle: http://relinks.me/B01I0WGDAU

Booktrailer:

-Primera promo:



-Booktrailer oficial:



Web/blog autor: 










Novedades: Escarlata Ediciones

15:48





Esto no me puede estar pasando. ¿Tan horrible he sido como ser humano? Primero me muero. Luego me juzgan. Y ahora el mismísimo Dios me asigna un trabajo que detesto a cambio de mi plaza en el Cielo. ¡Por favor! ¿Que yo sea Cupido? ¿Que empareje a completos desconocidos y les lance flechas como si fuera un indio del oeste? Sin duda, por aquí arriba han perdido la cabeza y se han empeñado en que yo me una a su club de dementes…
Todos hemos pensado que será de nosotros una vez hayamos muerto, aunque muy pocos han imaginado convertirse en Cupido y pillarse un pedo con San Pedro.

Las cosas nunca son fáciles, pero Claudia piensa que lo serían un poco más si sus hermanos no hubieran huido de casa hace tantos años. O si le gustara la carrera que está estudiando. O si su madre dejara de ordenar las cosas de tres en tres. O si su novio entendiera que si Claudia tiene que marcharse a Estados Unidos, es porque su hermana la necesita.
Las cosas nunca son fáciles, pero Claudia piensa que lo serían mucho más si Hunter no la mirara con esos ojos de tempestad. Si dejara de pedirle que no vuelva nunca a España y, sobre todo, si ella no sintiera algo por él.
«No te vayas», dice Madrid. «Quédate», dice Estados Unidos. Mediante un blog, esta joven madrileña intentará poner en orden sus pensamientos y tomar una decisión. Porque las cosas nunca son fáciles, pero a veces Claudia cree que algún día lo fueron. Hace mucho. Cuando la noche olía a hierbabuena.
No hay besos sin hierbabuena es un viaje al corazón de Estados Unidos a través de las emociones y los más profundos anhelos, un canto al difícil camino hacia la madurez.

Preventa: Sueños compartidos - H.D Cruz

15:43



PORTADA
SIPNOSIS
Nº PÁGINAS; 246
SAGA: NO
ENLACE DE COMPRA




Describiendo historias: El corazón & la espada

martes, 20 de septiembre de 201619:11


 Aoife Awen
 El corazón & la espada nº1: Sueños
Género: Fantasía romántica
Saga: SÍ/NO Sí. Dos libros.

Sinopsis:

Simone tiene 24 años y sufre ataques de ansiedad y depresiones desde que sus padres murieron en un accidente de automóvil, dos años antes. La cicatriz que cruza su cara y la acompleja, le recuerda a diario que ella también iba en ese coche. Para escapar de ello, su mente crea fantasías eróticas con un chico imaginario, antes de dormirse. Cuando una noche de lluvia éste aparece en su puerta, de carne y hueso, llamándola por otro nombre y contándole una apasionante historia de espada y magia, Simone no imagina que la vida que conoce, está a punto de cambiar para siempre.


Arlan el Gato es un guerrero del Esplendhor que tras reencontrarsecon su gran amor en un mundo extraño y después de numerosas adversidades, ve como ella no le recuerda ni a él, ni su don de controlar y crear hermosos sueños, ni las noches de pasión que vivieron en ellos.

¿Debería Simone llamar a un hospital psiquiátrico? ¿Es realmente posible que venga de otro mundo? ¿Conseguirá hacer suyo en la vida real, a ese apuesto desconocido con quién ha fantaseado durante tanto tiempo?

¿Conseguirá Arlan hacer que Simone se reconozca a sí misma y lo recuerde? ¿Logrará que recupere su don de los sueños? ¿Hasta cuando continuará resistiéndose al deseo de ella, por principios caballerescos?

¿Conseguirán vencer los peligros en los que se ven envueltos?

Este es solo el comienzo, la punta del iceberg de una historia llena de amor, erotismo, amistad y música a través de los mundos, contada por sus protagonistas.




Resumen:

En el libro se narran los dos mundos desde el punto de vista de ambos protagonistas.
En la Tierra y a través de Simone, vemos que Arlan aparece ante ella dejándola atónita. Desde ese momento se instala en su casa y está seguro de que ella, en realidad, es otra persona. ¿De donde ha salido? No será sencillo para ninguno de los dos, resisitirse al deseo. Por si fuera poco, alguien parece querer terminar con ellos.
A través de Arlan conocemos lo sucedido en Esplendhor antes de que llegara hasta Simone. Como su amistad con Líah Padaland se va transformando en algo más. Algo secreto y prohibido que va más allá de los sueños. Como entran en juego las fuerzas de mal, cuyo reino estaba hasta entonces prisionero bajo una burbuja de energía mágica para pagar por sus males. Como desde entonces todo a su alrededor se desmorona.

En esta historia encontramos mucha música y los títulos de los capítulos son títulos de canciones de amor traducidas al castellano que pueden escucharse en una lista de reproducción de Spotify y leerse traducidas en su canal de Youtube.



Presentación de los personajes:

Simone

Trabaja en la cafetería de un teatro de la ciudad. Acomplejada por la cicatriz de su cara, tiene ataques de ansiedad y depresiones. Es muy fantasiosa y le gusta salir por ahí con sus amigos. Lleva una relación imaginaria con un chico que su mente ha creado.

Arlan el gato

Teniente del Fuerte de Justicia y Guerra en Esplendor, un mundo cercano a éste. Es un gran y fiero guerrero en el campo de batalla, pero muy tímido e inseguro con las mujeres. Cuando ve a Simone, está seguro de que ella es en realidad Líah Padaland, el amor de su vida.

Líah

El gran amor de Arlan el Gato. Segura de sí misma, valiente y buena con la espada, es la hija del general de Justicia y Guerra. Al darse cuanta de la timidez de éste, se divierte poniéndolo colorado. Tiene un don muy especial que solo su mejor amiga y su amor, conocen.

Personajes secundarios:

Jhi

Es casi una hermana para Líah. Se criaron desde niñas y es un año mayor que ella. Los padres de Jhi viven en Bordeado, un pueblo cercano al Fuerte de Justicia y Guerra, mientras ella lo hace en éste junto a su amiga, como su dama personal. Es responsable y un poco huraña a veces pero no pueden vivir la una sin la otra. Cuando conoce la especial relación entre Arlan y Líah, está en contra de ésta por temor a que el guerrero haga daño a su amiga y se muestra desconfiada y antipática con él.

Carter

Tiene unos 30 años y es psiquiatra en el centro "Los Perdidos" de la ciudad. Serio y muy bueno en su trabajo pero fuera de él, un ligón sin remedio. Tiene un gran sentido del humor y es irónico. Un buen tío, pero un rompecorazones. Siempre va bien vestido y frecuenta los restaurantes y discotecas de moda en la ciudad.

Jenna

La mejor amiga de Simone. Tiene 25 años, es fotógrafa freelance y un poco rockera y punk. Le encanta teñir su cabello de colores algo estridentes. Es segura de sí misma y uno de los grandes  apoyos de Simone, con quién compartía piso hasta que se mudó con Chloe, su novia y con la que va a casarse en breve.




Fragmento:



SIMONE



—Te dije que había pensado en ti antes de conocerte. —Me detuve en medio de la calle e hice acopio de valor—. En mi imaginación he estado contigo… —No sabía cómo decirlo sin morirme de vergüenza—. Esto… llevo acostándome contigo unos dos años. En las últimas semanas  incluso te he visto, de alguna forma. Conozco cada centímetro de tu piel, mi cuerpo te reconoce cada vez que me tocas… te he escuchado gemir estando dentro de mí y he sentido que te quería.

Tomó mi rostro en sus manos y pensé que iba a besarme. Deseé que lo hiciera, deseé parar en una farmacia y que continuáramos en mi habitación.
—Eso es porque aún me amas como yo te amo a ti —susurró.
—Pero eso no puede ser.
— ¿Entonces como lo explicas?
—No lo sé.
Acercó sus labios a los míos, cerró los ojos y yo hice lo mismo, expectante. No pasó nada, aunque sus manos seguían en el mismo lugar. Cuando volví a abrirlos, él estaba mirando hacia un lado.
— ¿Qué…? —Intenté decir.
—Shhh. Hay algo ahí.

Más fragmentos en su blog oficial.

Otras novelas publicadas: Ninguna

Dónde comprarlo:

Amazon: Formatos Kindle y papel. Varios países y monedas  + muestra gratis de varios capítulos https://www.amazon.es/dp/B01DACN3QM

Lektu: Formatos .epub. .mobi y .pdf (Por tiempo limitado) + muestra gratis de varios capítulos https://lektu.com/l/aoife-awen/el-corazon-la-espada-no1-suenos/4896

iBooks apple: Para todos los dispositivos Apple. (Por tiempo limitado) Varios países y monedas + muestra gratis de varios capítulos https://itunes.apple.com/es/book/corazon-la-espada-1-suenos/id1113804944?mt=11

También en Smashwords, Barnes & Noble y Kobo

Booktrailer:


FAN MADES




Describiendo historias: El nombre de la piragua

domingo, 18 de septiembre de 201620:25

Paula Perella Sáez
El nombre de la piragua
Género: Romántica (y otros dolores de cabeza)
Saga: No



Sinopsis:

Pelayo y Etna no están en su mejor momento, aunque quizás sea que su momento ya pasó. Pelayo se resiste a pensarlo así y Etna… Etna solo quiere olvidarlo. En estos momentos se halla un poco perdida y no sabe qué hacer; volver a casa o continuar con su trabajo soñado. Gracias a su mejor amiga, Etna conoce a alguien que le enseñará que a veces, los sueños que cumplimos, son muy esclavos y no nos dejan disfrutar del resto de las cosas, que la belleza y la felicidad no es lo que hemos imaginado, sino el ahora, el presente… y para eso hay que tomarse la vida de otra forma.

Resumen:

Etna, nacida en Irlanda, como muchas jóvenes de nuestros días, sueña con trabajar de lo que ha estudiado, sueña tener independencia económica… y ser libre emocionalmente. De niña, su padre desapareció mientras faenaba en el mar,  y no mucho después su madre falleció en un accidente de coche, por lo que pasó la adolescencia con sus tíos, que siempre la trataron como a su propia hija ya que ellos nunca tuvieron descendencia.
Pese al amor recibido, Etna no parece que lo agradezca demasiado; sólo se centra en ella.
Un día, mientras practica su deporte en una playa, piragüismo, conoce a un chico español. Pelayo no es muy guapo precisamente, pero parece tener cierta simpatía que le atrae. Finalmente ella cree que podría tener algo más con él, pero él decide poner unos límites muy claros; quiere libertad por si durante su ausencia hubiera otras oportunidades, otras chicas… ella le dice que perfecto, pero Pelayo no se dará cuenta de su error hasta que vea a Etna liándose con un amigo, Simón.
Desde ese momento el intercambio de reproches, los vacíos, y las experiencias vividas con anterioridad (y posterioridad) harán el resto; los amigos pondrán los puntos sobre las íes, la vida les dará esos famosos avisos que a todos nos da de vez en cuando... y cada uno acabará dándose cuenta de sus errores y de lo que es verdaderamente importante.

Presentación de los personajes:

· Etna, irlandesa criada en Kerry, bióloga marina, 26 años (aunque esto es variable). Independiente, deportista, trabajadora… y egocéntrica, lo cual en muchos aspectos se interpreta como “misteriosa” al no ser demasiado abierta por estar pensando en sí misma.

· Pelayo, trabaja en Jaca como maestro, es delgado y aparentemente apocado, con más genio del que parece. Pese a que el físico no le acompaña, logra conseguir a chicas interesantes y guapas. No se sabe si por influencia de sus amistades, por sus propias creencias o por qué, pero a veces tiene un comportamiento machista con sus parejas o con las que ya no lo son.

· William, atlético y bohemio, mestizo, tímido hasta que logra abrirse. Suele tener mucha paciencia pero no por eso es menos sincero. Tiene muy claras sus ideas y lo que considera básico en la vida. Trabaja en el pueblo ayudando en el pub, arreglando casas, coches… lo que surje, pero lo que a él le gusta es la pintura y la escultura.

Personajes  secundarios:

· Lizzy, amiga de Etna desde que comenzaron en el equipo de piragüismo. Mucho más dulce y amable de lo que pudiera aparentar, pues es algo voluminosa y fuerte. Le gusta la música y quiere abrir una academia artística multidisciplinar.

· Eric, el chico guapo del que todas las del equipo están coladas, ese amor platónico adolescente, ese que ¡al final se enamora de la que menos creíamos!

· León, nuevo amigo de Etna. Lo conoce en una playa; él es socorrista. Nunca sabremos qué tipo de pareja sería la ideal para él.

· Carol, tía carnal de Etna. Paciente y alegre. Deja que Etna decida por sí misma sin anteponer otras cuestiones, como la unidad de la poca familia que queda.

· Paddy, esposo de Carol, tío de Etna. Muy cariñoso, le consiente todo porque ella es su favorita. Es el dueño de un pub en el pueblo.

· Fernando, de Burgos empleado de una fábrica. Conoce a Etna en el Descenso Internacional del Sella, cuando ella tenía 17. Él es mayor que ella, por lo que la cuida y mima hasta que considera que tiene edad como para poder intentar ligar con ella. Está enamorado, pero no le gusta que le utilicen…

· Bosco, amigo de Pelayo, un poco tontorrón, le gustan las payasadas; muecas, gestos, teatralizaciones…

· Jorge, uno de los amigos incondicionales de Pelayo que viven en Huesca. Optimista y simpático, buena persona.

· Mario, también del grupito de Pelayo. Nervioso, activo, poca paciencia… dice las cosas sin pensarlas mucho, pero suele tener razón.

· Daniel, amigo de Pelayo, poco comunicativo pero, cuando abre la boca, suele soltar algún improperio que a veces resulta cómico y otras muchas te dejan pensativo acerca de si los pedagogos, psiquiatras y padres del mundo saben lo que hacen.

· Carmen y Mercé, dos chicas de Tarragona que conocen a Pelayo y sus amigos durante el viaje de interrail por Europa. Una de ellas acabará mudándose a Huesca para poder vivir con su novio.

· Simón, colega de Pelayo y su grupo. Quizás alguna vez fueron buenos amigos, pero se han ido distanciando y finalmente sólo comparten el gusto por salir de fiesta en verano. Cuando quiere puede ser amable y persuasivo, pero por regla general es arrogante y brabucón. Un chulo de discoteca de los de toda la vida.




Abrió los ojos, el sol en la calle ya era demasiado caliente.
¡Vaya! No creía que anoche se lo fuese a pasar tan bien; León era un chico muy majo, alegre y amable. Se le veía buena persona… aunque Etna de esa impresión ya no se fiaba ¡hay tanta gente en el mundo que parecen buenas personas al principio!
Se levantó de la cama y se dirigió a la cocina. En la nevera le quedaban un par de yogures y una lechuga. Cogió los yogures, una cucharilla y se sentó en el sofá del salón. Mientras comía los yogures veía dibujos en la televisión. Se acordó de que tenía el móvil apagado, así que se levantó a por él y lo encendió. Al cabo de unos segundos sonaron varios mensajes:
—¡Joder! Y eso que es sábado —dijo en voz alta mientras miraba quién podría haberle escrito o llamado durante la mañana.
—¡Ay, León! Qué madrugador —eran mensajes de aviso de llamada, así que contestó a las llamadas— ¿Hola? Soy Etna, ¿a qué hora te has levantado?
—Pues me encontré con una amiga de la facultad y… total, que aún no he llegado a casa.
—¡Qué loco! Te invitaría a desayunar, pero como no quieras lechuga y agua…
—¿Lechuga y agua? Mira que sois raros los guiris —se mofó—. Te llamaba para que te volvieras con nosotros, que te fuiste muy pronto y te quería presentar a un amigo con el que congeniarías muy bien.
—No, no… paso de hombres, no me busques novios.
—¡Bah! ¿Qué vas a pasar? Que este chico, si lo vieras, te gustaría —insistió.
—Que no, gracias pero no… necesito depurarme, desintoxicarme. Estoy de ayuno —rió ella—. Que con las sobredosis que he tenido ahora necesito una temporada de sequía.
—Bueno, como quieras —aceptó León—. Mañana te vienes a comer, ¿no?
—No lo sé, tengo que hacerme la maleta. Que me mandan a Dublín, acuérdate.
—Mujer, ¿pero qué te vas a llevar? ¿La casa entera? —se extrañó pensando que Etna exageraba al decir que no tendría nada de tiempo.
—Pues… igual sí, me mandan un par de meses —aclaró con tono de pena, pues acababa de conocer a León y le hubiese gustado conocerle mejor.
Se hizo un silencio.
—De todos modos ya te invito a que vengas a verme cuando puedas, eh —rompió el hielo Etna—. Allí, mientras esté yo no te va a faltar un colchón y un techo.
—Bueno, si te vas por trabajo… ¡porque no será por aburrimiento, que menuda fiestera estás hecha! —bromeó él haciendo referencia a la noche anterior.
—No, desde luego que aburrirme, con los españoles, no me aburro —bromeó ella recordando a toda la gente que había conocido y todos los quebraderos de cabeza causados.
—Y un plato también me pondrás, ¿no? —matizó él.
—Sí, pero vaso ya no —y guiñó un ojo, ¡como si León le viese a través del auricular!
—Chiquilla, que te dejo, que ya no puedo más —dijo León con un bostezo.
—Venga, un beso —y colgaron.
Se levantó del sofá, fregó la cucharilla y empezó a preparar ropa y demás enseres que quería llevarse a Dublín. Se paró a pensar, y suspiró. Cada vez le daban más pereza este tipo de viajes, estaban dejando de ser tan emocionantes.
El resto lo metería en cajas, luego lo llevaría al trastero, donde guardaba sus pertenencias cuando se iba de viaje sin saber cuándo volvería, de este modo solo tenía que pagar alquiler de trastero y no de apartamento.
¿Y qué hacía con la piragua? ¿Se arriesgaba a enviarla por mensajería aunque le costase un riñón o la abandonaba en Huelva? Su querido kayak Leprechaun, el mejor regalo que le hicieron nunca.
Se le empañaron los ojos.
—¡A Leprechaun me lo llevo! ¡No se le abandona NUNCA! —dijo con melancolía y rabia mientras se limpiaba las lágrimas de los ojos como si en vez de lágrimas limpiara algo sucio que le había caído a la cara.
Leprechaun… así le llamaban sus padres de pequeña, «duende».
Su padre no estaba mucho por casa. Era un hombre curtido por el mar, el frío y el sol. Era pescador, y cuando volvía a casa olía todo a mar. Él le enseñaba los nombres de los animales del mar, los nombres de los acantilados y ensenadas, le enseñó lo básico de las costas para poder navegar sin miedo… y Etna nunca tenía miedo en el mar.
Una noche Etna se despertó, tenía diez años. Su madre estaba levantada con una bata puesta en el salón hablando con un agente de policía. Recuerda que su madre no lloró delante de ella ni delante del guardia, pero le temblaba la voz a veces. Etna escuchaba al lado de la puerta y oyó lo que dijo el hombre. Ya no se acuerda de las palabras exactas, solo que significaban que su padre no volvería porque llovía mucho, había una fuerte tormenta y era peligroso salir en su búsqueda.
¡Imposible! Su padre sabía moverse con altas olas y sin ellas, sabía dónde había rocas ocultas, sabía nadar, sabía… Pero nunca volvió. Su padre ahora descansaba en el mar.
Cuando Etna aprendió a remar aprendió a estar en paz, comprendió que así estaba con su padre. Pese a todo, seguía fascinándole el mar, no le tenía miedo.”


Otras novelas publicadas: Saga “L   unar de media luna”, publicadas hasta la fecha “Lunar de media luna” (1) y “Viaje a Norrköping” (2), pendiente del tercer y último libro…

Dónde comprarlo: Amazon (on line, formato Kindle y papel) y Taj Mahal Cómics (Zaragoza y web, formato papel)