viernes, 24 de junio de 2011

Mentiras oscuras - Gena Showalter




Gideon, que se veía obligado a caer de rodillas agonizando de dolor cada vez que decía una mentira, reconocía los engaños a distancia… hasta que capturaron a Scarlet, una inmortal poseída por un demonio que afirmaba ser su esposa de otro tiempo. Él no recordaba a la hermosa hembra ni mucho menos haberse casado, o acostado, con ella. Pero deseaba hacerlo… Scarlet era la guardiana del demonio Pesadilla, demasiado peligrosa para dejarla vagar libre. Así que un futuro con ella podía significar la destrucción total… especialmente cuando sus enemigos se acercaban y la verdad amenazaba con destruir todo lo que había llegado a amar…

Crítica:


Mentiras oscuras es el libro de Gideon y Scarlet, ambos poseen demonios: Mentiras y Pesadillas respectivamente. Su historia al principio es un poco confusa, extraña e incoherente ya que la mujer afirma que habían tenido una relación el pasado, incluso que se habían casado y tenido un hijo durante su periodo de encarcelamiento cuando gobernaba Zeus y Gideon era un guardia, al parecer éste la abandonó y esto desencadenó un profundo odio en Scarlet.

Pasados un montón de siglos se vuelven a encontrar, el protagonista no la conoce de nada con lo que el abatimiento de la mujer aumenta cada vez más, con estos sucesos tan extraños Gideon intenta encontrar desentrañar la verdad de los hechos, con paciencia y un gran esfuerzo convence a Scarlet para que coopere con él y juntos intentarán llegar a la verdad del pasado.

Lo que menos se esperaban los protagonistas era que estaban metidos en una guerra entre dioses y ellos eran sus peones. La madre y la tía de Scarlet (ambas poseídas por demonios),Mnemosyne y Rhea, habían confabulado en contra de Cronos para acabar con él. Rhea proyectó unas imágenes en la mente de Scarlet ficticias en el pasado , haciendo que ésta viviera unas experiencias que no eran reales mientras que su madre estaba en las sombras acechando para atacar en el momento oportuno ya que odia a su hija. Lo que menos se esperaban las hermanas era que sus trucos iban a producirle un efecto rebote, todo les salió mal ya que Gideon y Scarlet acaban descubriendo la verdad y enamorándose ahora de manera real.

A pesar de ser una historia bastante enrevesada acaba enganchando de principio a fin, consiguiendo sorprenderte en cada página. Una frase característica de este libro: “Separarse es morir” , es citada en varias ocasiones y forma parte de la historia de la pareja.

Nota: 9/10
Back to Top