jueves, 1 de marzo de 2012

Al límite - Erin McCarthy.

 

Tras la muerte de su esposo mientras competía en una carrera del circuito de velocidad, la vida de Tamara se ha centrado en sus hijos y ha renunciado a la excitación y el glamour de los circuitos, intentando encontrar un hombre sencillo y predecible con el que compartir sus días.
Elec Moroe es el último de una saga familiar dedicada a las carreras de coches, el novato del año que está acaparando toda la atención por su agresiva forma de conducir en la pista. Rodeado de fama y dinero, las mujeres más impresionantes se le acercan para conseguir su minuto de gloria. Sin embargo, Elec aspira a algo más, una verdadera mujer a la que poder amar.

Ambos se encuentran casualmente en una fiesta y la pasión estalla a su alrededor. Pero, tras una noche de ensueño, la realidad parece imponerse en la mente de Tamara: sus hijos, los peligros de la competición, el temor de volver a quedarse sola de nuevo y, no menos importante, la enemistad entre la familia de Elec y la de su anterior marido amenazan con destruir la felicidad que entrevé en los oscuros ojos del joven piloto, y que hacen que su corazón vuelva a latir de forma descontrolada.



Desde que en 2002 salió a la venta su primer libro, esta americana ha publicado más de 35 novelas, muchas de ellas nominadas para los RITA Awards. Su serie Fast Track, de la que AL LÍMITE es su primer título, ha sido un éxito espectacular, cosechando los más variados elogios tanto de la crítica especializada como de los lectores de todo el mundo, siendo considerada como un «soplo de aire fresco» en la literatura romántica contemporánea.

Al límite es el primer volúmen de la saga: Fast Track, se trata una novela contemporánea centrada en las carreras de coches.

Los protagonistas son Elec y Tamara, su relación no es nada sencilla: él más joven que ella; la muchacha es viuda y tiene dos hijos así que no se siente segura con un nuevo hombre en su vida ¿cómo se lo tomarían los niños?; y todavía peor ¿y sus suegros? para agravar todavía más la situación la familia de Elec y la del difunto son enemigas; Y encima ¡es piloto! ¿repetirá la experiencia? En resumidas cuentas, su relación estaba condenada desde el principio.

Si bien pensé que al principio iba a haber un montón de explicaciones sobre coches y sus "piezas", me sorprendió gratamente no encontrarme descripciones detalladas. Se centra básicamente en la pareja, aunque si bien es cierto que eché en falta un poco más de acción en las carreras, más competitividad y más chulería.

Elec es un personaje que me ha gustado mucho, y eso que no es de mis prototipos para una novela (durillos y arrogantes). Es el que lucha por la relación, siempre caballeroso y atento. Un trozo de pan tanto con ella como con sus hijos.

Mientras que ella, es bastante insegura tanto por su cuerpo como por su edad, a medida que conoce más a Elec se da cuenta de qué fue lo que echó en falta en su otra relación.

Aviso para navegantes, en el libro hay bastantes escenas subiditas de tono, tampoco para tacharlo de erótico pero bueno más de las que suelo leer en una contemporánea.

Un punto ideal son los personajes secundarios, que espero que sean los protagonistas de las próximas novelas. Hay diálogos la mar de divertidos por parte de éstos que dan mucha fluidez a la novela.

Es una novela que se lee muy rápido y que engancha desde el principio, así que si os gustan las películas de A todo gas, pero con menos rugidos de motores y más diálogo, esta es vuestra novela; Conoceréis a unos personajes que dejarán en segundo plano a Vin Diesel y Paul Walker. Estoy deseando leer el siguiente.

Valoración: Muy bueno.

Agradecimientos a la editorial Pàmies.
Back to Top