sábado, 14 de abril de 2012

Hombre lobo. Los Bersekir - Pedro Riera.

 

Eduardo no soportaba su vida en la ciudad. El ambiente en su nuevo instituto era hostil. Sus compañeros se comportaban de forma agresiva. Tanto las chicas como los chicos se miraban desafiantes y se provocaban continuamente. Y los fines de semana eran peores. Su padre le encerraba en el siniestro sótano y le obligaba a transformarse. Y Eduardo detestaba transformarse. El dolor era insoportable. Empezaba con aquellas atroces sacudidas en el estómago. Y a partir de ahí, empeoraba: era como si la fiera que albergaba en su interior no pudiera esperar a tomar control sobre su cuerpo y se abriera paso a zarpazos.

El chico sentía cómo le rasgaba la carne y los nervios, cómo le descoyuntaba los huesos, hasta que algo
estallaba en su cabeza. Sólo entonces alcanzaba una inquietante paz.




 Pedro Riera (Barcelona 1965) es licenciado en Ciencias de la Información. Ha trabajado en televisión, cine y publicidad, principalmente en las áreas de producción y realización. En 1997 se instaló en Bosnia, donde trabajó durante dos años como productor, realizador y guionista de las campañas de televisión y radio de una organización internacional; y como fotógrafo free lance para Associated Press y diversas ONG.

No he leído el primer libro, así que estoy en desventaja, claramente solo voy a opinar de lo que he leído, del contenido y la forma, no de la saga en general. Sí que he echado en falta, esa pequeño resumen o mención al libro anterior, cómo estaban las cosas antes y cómo están ahora. No sé contar un poco que pasó en el anterior como hacen todos para refrescar la memoria. Así que por eso al principio me costó segui la historia, no sabía de qué me estaba hablando.

Desde el principio el muchacho, Alberto, no está a gusto, toda su vida es un problema. Lo separaron de Alba, está en un lugar muy poco aconsejable en donde el más fuerte es el que sobrevive. Lo único bueno es que puede ver de vez en cuando a su padre.

Si bien el libro está cargado de acción y de diálogos que ayudan a sobrellevar o enganchar a la novela, hubo momentos que no me acabó de convencer. Demasiado movimiento, no sé "no saliamos de una para meternos en otra", acabé fatigada con tanta actividad. Me hubiera gustado un poco más de profundización en los personajes y de reposo, más tranquilo todo.

 Pero bueno, la historia en sí es original, ese punto hay que dárselo porque es muy cierto. La manera que tiene de describir las situaciones es muy completa y atrayente, parece que la estás viviendo en primera persona, lo que pasa que, como dije antes, hay que descansar un poco de tanta acción que sino nos fatigamos.



Valoración: Regular.


Agradecimientos a la editorial Edebé.
Back to Top