domingo, 1 de julio de 2012

Pecado original - Lisa Desrochers.

 
Luc Cain nació y creció en el Infierno, pero ya no se siente tan demoníaco como antes, gracias a Frannie Cavanaugh y su excepcional poder. Desertar del averno tiene consecuencias y la pareja es perseguida por los demonios que antes eran aliados de Luc. Ambos aceptan la ayuda del Cielo y de su ángel más fuerte, Gabe. Pero Luc no es el único en sufrir los efectos del poder de Frannie, y enseguida Gabe entiende que estar cerca de ella es demasiado… tentador, por lo que delega la tarea de protegerlos en otro ángel de la guarda. En ese momento, aparecen unos demonios para arrastrar a Luc al Infierno. Gabe y Frannie usarán su poder para alejarlos. No todos saldrán vivos.



Lisa Desrochers se doctoró como Fisioterapéuta, y normalmente la puedes ver con un libro en las manos, ya sea concerniente a su trabajo ó cualquier tipo de lectura que le lleve a otros mundos.
Entre los libros que le cambiaron la vida se encuentran: El Señor de los Anillos, de J.R.R. Tolkien, ó Una Paz sólo nuestra, de John Knowles. Entre las lectoras contemporáneas sigue a Melissa Marr, Kristin Cashore, Jay Asher y Suzanne Collins.

El primer libro de esta saga es Demonios personales, me había gustado mucho, y el único pero que le encontré pensé que se iba a solventar en este segundo, lástima que no fuera así.

Al principio he de decir que Pecado original (2º) me resultó un poco lento y me enteré más bien de poco, no me acordaba de todos los detalles del primer libro (un año hace estragos en la memoria) y la historia comienza sin una pequeña introducción o recordatorio del primero. Es algo que odio en las novelas que pertenecen a una saga.

Pero poco a poco fui cogiendo el ritmo, y me enganché de manera sorprendente. Conoceremos una nueva relación, un poco más a Luc y Frannie y al hermano de ésta (Matt).

Los personajes dan mucho juego y son la mar de divertidos. Aunque Frannie me acabó cayendo un poco mal la verdad, me parece caprichosa e insulsa.

El problema que comentaba al principio, es que pensaba que Frannie y Luc iban a estar bien y que ella tenía claros sus sentimientos. Pero cuando ve a Gale le entran calores, y le quiere mucho y siente algo profundo por él. No hay quién la entienda la verdad, y tiene al pobre ángel subiéndose por las paredes.

Además, parece que tiene la libido demasiado alta, porque cuando tiene un problema intenta arreglarlo en la cama o insinuarse para olvidar las penas. Y cuando discute con Luc  va detrás de Gale... Odio los triángulos amorosos pero este es insufrible.

Si no fuera por Frannie, el libro sería perfecto. Porque la novela tiene un ritmo espectacular, la historia da un giro de 180º y habrá más de una sorpresa. Creo que no había ninguna necesidad de meter este triángulo amoroso sin sentido porque tenía situaciones de sobra para alargar y dar vidilla a la saga.

Valoración: Bueno.
Back to Top