Slider

Dos noches y un día - Hendelie.

martes, 9 de julio de 2013






En el París de la Belle Epoque, una apuesta cambiará las vidas de Alain, un poeta de la alta sociedad, y Neill, un inmigrante irlandés que intenta sobrevivir vendiendo sus favores en una de las casas de citas más exquisitas de la ciudad. 

En el marco de convulsión social del París de 1890, Alain y Neill descubrirán cosas sobre sí mismos que desconocían a través de una tormentosa relación con una resolución incierta.




Creo que por muchas líneas concantenadas que escriba no podré reflejar cuánto me ha gustado esta novela. No sé qué me ha fascinado más: si la forma de escribir,  los protagonistas, la ambientación o la trama (por favor, ¡si hasta la portada es preciosa!) . Sin lugar a dudas, todo ello hace que esta novela sea de 10, una historia apasionante y emotiva.

El único punto negativo, si es que se puede denominar así, es que se me ha quedado corta, quería seguir "viviendo" lo que Neill y Alain tenían, estar presente en sus tiras y aflojas y conocer más a otros personajes que me han encandilado (Sweet Pie y Germain).

Ojalá la autora decidiera hacer una historia de ellos, sobre todo del precioso ángel, es tan delicado y tan dulce que es imposible no caer a sus pies.

"—No digas esas cosas —exclamó Germain, acercándose para abrazarle por la cintura. Neill, que no se esperaba ese gesto, se quedó paralizado, sin saber qué hacer—.No seas tan duro. Tienes que mantener la esperanza. Esto es París, es la ciudad de las luces, la ciudad del amor…y aquí a veces los sueños se hacen realidad. No te rindas, por favor."

Alain un joven poeta lleno de buenas intenciones, que siempre ha vivido entre algodones, intenta hacer ver a la flor y nata de la sociedad las injusticias que les rodean, el dolor que padece la clase baja y los abusos que sufren día a día. Su mayor ilusión es cambiar el mundo, a través de sus escritos que no son muy bien vistos en la población.

Mientras que Neill, un taciturno escocés, ha tenido que trabajar desde pequeño, empezar de nuevo muchas veces, y sus esperanzas van mermando poco a poco, tras varios destinos sin una meta clara, acaba en la ciudad del amor como prostituto, allí tendrá buenos amigos, pero también enemigos y una conciencia que le carcome. A través de su trabajo conocerá al poeta, que le iluminará su oscura vida, aunque no le será nada fácil.



Por último, tengo que destacar, de nuevo, la forma de escribir de Hendelie, es envidiable, lo hace fácil a los ojos del lector, con una maestría impresionante, una cosa es escribir y otra bien distinta hacer magia. La autora fuerza al lector a sentir las palabras, a paladear los sentimientos que afloran en cada página, a apreciar la literatura y a querer a sus personajes. Maravillosa, brillante y sublime.




Agradecimientos a Hendelie y a Neith por el ejemplar.



Photobucket
CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan