Slider

Secretos y cenizas - Mercedes Santos.

sábado, 20 de julio de 2013





1738, Carina de Ulloa recibe la carta que cambiará su vida. Su padre, un marino de la Armada Real destinado al Virreinato de Nueva Granada, le pide que se reúna con él en Cartagena de Indias. La esperan una fortuna en cacaotales y un aristócrata venido a menos con quien casarse. Pero al desembarcar le informan que su padre fue asesinado y su prometido se casó con otra.
Pronto Carina descubrirá los turbios negocios de su padre, el contrabando generalizado, el clima de guerra que se vive en todo el Caribe entre España e Inglaterra, la existencia de una hermanastra mulata perseguida por la Inquisición y los pasquines difamatorios que la han puesto en ridículo antes de llegar a la ciudad. Su camino se cruzará con el de Diego de Veranz un malcriado aristócrata, desterrado de la ciudad acusado de un crimen, que tras su fachada de bonvivant trabaja en secreto para la Corona. Oculto tras el disfraz de letrado, ayudará a la mujer a la que él mismo convirtió en el hazmerreír de toda Cartagena. Ambos buscan venganza, pero serán arrollados por un elemento imprevisto: la pasión.
En esta romántica novela de amor, el escenario exótico y lujurioso lo brindan las plantaciones de cacao, las misas negras en las ciénagas, con el el poder de la Inquisición y el lujo de la corte virreinal, el pirateo en Jamaica y Tortuga, el asalto inglés a Portobello y el ataque inglés a Cartagena -el mayor en la historia naval hasta el de Normandía doscientos años después- como trasfondo histórico.
En Secretos y Cenizas, el lector encontrará una mezcla de Piratas del Caribe, "Viento y ceniza" de Diana Gabaldón, "El oscuro espejo de los días felices" de Karleen Koen o cualquiera de la saga "Piratas" de Julie Garwood: aventuras, piratas, amor y traición en las colonias. Nos hace adentrar tanto en la lujosa vida cortesana de la ciudad, como en los palenques miserables donde se refugiaban los cimarrones, esclavos huidos que vivían como salvajes en la selva. Ofrece un maravilloso fresco de época sin descuidar el romance apasionado entre Diego y Carina, los dos protagonistas, sumergiéndonos imprevistamente en una lectura que no da tregua.
La maravillosa documentación e investigación histórica se lucen en las descripciones de época, en la que el lujo del Caribe español revive en las páginas, transportándonos a un ardiente verano en el que se mueven personajes históricos, como el heroico Almirante Blas de Lezo, el marino que comandó la defensa de Cartagena en una admirable guerra naval y al que la historia recuerda como Patapalo o Mediohombre por las secuelas que las heridas de guerra dejaron a su persona. Reputado como uno de los mejores estrategas de la historia militar española, aunque poco retratado en libros en español de ficción, Lezo revivirá aquí con un costado humano, protegiendo a Diego de Veranz.



Mercedes Santos es periodista por la Universidad Complutense de Madrid desde 1986. Durante este tiempo ha ejercido su profesión en los más variados medios tanto en prensa escrita como radiofónica, destacando especialmente sus más de quince años de trabajo para la sección regional de Madrid del diario El País, sus inicios en otro diario nacional Diario 16 y sus más de veinticinco años en radio. Empezó su andadura radiofónica en la cadena nacional Antena 3, en la emisora local de su ciudad Aranjuez, siguió como corresponsal en la cadena SER para después trabajar durante ocho años en Onda Aranjuez. En este tiempo ha simultaneado este trabajo con la dirección de diversos medios de comunicación locales,  otras actividades como la pintura a la acuarela y su faceta de esposa y madre de dos hijos. A nivel literario recibió en junio de 2010 fue la ganadora del III certamen Internacional de relato corto organizado por la revista Medieval. Tiene formación como correctora de textos, lectora y guionista. Esta es su primera novela publicada.

“Se echó el grueso chal encima tapándose el cabello cobrizo; se colocó la falda y comprobó que no se dejaba nada. En su mano enguantada llevaba un sobre que apretaba inconscientemente. ¿Podían unas simples líneas cambiar su vida?” Así comienza la novela y así se inicia la nueva vida de la joven protagonista, Carina de Ulloa, una carta da un giro descomunal a su rutinaria vida, en el remite figura el nombre de su padre.



Carina lleva diez años sin ver a su padre, apenas guarda recuerdos de él, su figura paterna y materna es su tía, quien la guía en todo lo que puede y con quien comparte grandes  parecidos en su personalidad. Cuando su tutora se entera de lo que pretende su hermano, pone el grito en el cielo, negándose fervientemente, aunque poco después cede. Ambas se embarcarán en un viaje que será de todo menos fácil.

El padre de Carina ha ido cosechando una gran riqueza durante sus años fuera, y decide colocar a su hija con un joven pobre pero con título aristócrata, tiene toda la vida de su descendiente más o menos programada, y así se lo hace saber a la muchacha que acepta casarse con el partido que le buscó su padre, sin conocerlo.



La protagonista tiene un cometido: reunirse con su padre en Cartagena de Indias, pero todo se derrumba, el prometido de Carina se casa con otra mujer y el padre de ésta es asesinado. La joven se encuentra en una gran encrucijada: está sola en tierras desconocidas, además gran parte de la población de allí están en contra de su padre, alegando contra él grandes injurias que Carina se niega a creer.

Durante el camino, conocerá a un apuesto abogado, Diego, que le ayudará a conocer toda la verdad y le ofrecerá sus servicios. Pero la relación formal del principio va mezclándose con  una oscura atracción nueva para ambos. Ambos lucharán contra ella, pero tarde o temprano caerán. Pero ¿quién es de verdad Diego?

La vida de Carina siempre ha estado sobre pilares inestables desde que salió de su acomodada vida junto con su tía, en el viaje propuesto por su padre conocerá la otra cara de la vida: los engaños, la avaricia y la crueldad. Incluso la única persona, distinta de su tía, en la que la protagonista cree confiar, le oculta grandes secretos.

Las piezas van cobrando poco a poco su sentido: Diego, el padre de Carina y el ex prometido de ésta ¿qué relación tendrán?

No es la típica historia que se centra solo en el romance de los protagonistas, me atrevo a decir que su relación pasa a un segundo plano, la catalogaría de histórica con un romance de por medio. En general, el tema histórico está muy bien contado y sin resultar cargante, aunque en contadas ocasiones sí que me ha resultado un pelín lento, sobre todo al principio. 



En resumen, una novela intensa, adictiva, cargada de misterio y con un bonito romance, muy bien escrita y documentada.



Photobucket
CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan