viernes, 25 de octubre de 2013

El beso del kelpie - Sylvia North.

El beso del kelpie

Ryodan Mackenzie es un hombre «especial». 

Cuando regresa a casa, después de una corta ausencia, y se encuentra con una yegua moribunda en su orilla del lago Morar, no duda ni un instante en salvarle la vida con su «don». Pero lo que jamás imaginó fue que aquel animal resultara ser un kelpie, un ancestral espíritu acuático.

A Nairna se le termina el tiempo. 

Después de sobrevivir a la crueldad de los suyos, sabe que su destino es como un callejón sin salida del cual nadie puede salvarla. Así que, cuando ese irresistible y exasperante hombre se le cruza en el camino, sabe que esta será su última oportunidad de ser feliz. ¿Cómo no caer en la tentación?

Una mágica y dulce historia de amor a contrarreloj en el incomparable marco de las Highlands escocesas.





Desde que leí en la sinopsis la palabra “kelpie” mis ojos hicieron chiribitas y no tardé nada en hacerme con la novela, conocía de leyendas y cuentos (un tanto macabros) a estos seres, aunque me quedé prendada de ellos al “descubrirlos” en una novela de Hollie Black (El tributo de la corte oscura) ver su modus operandi me dejó entre fascinada y aterrorizada.

Hago un breve parón en la reseña para explicar qué es un kelpie o caballo acuático (por si alguien no lo sabe), la leyenda cuenta que en los lagos escoceses, suelen aparecer espíritus del agua que se aparecían ante los humanos en su forma de caballo o humana.

En forma humana, su aspecto es el de un hombre o mujer empapada que intenta ganarse la confianza de los viajeros, normalmente seduciéndolos, para atraerlos al lago y meterlos en el agua. En la forma de caballo, engañan a su víctima para que monten sobre su grupa  para dirigirlos hacia el interior del lago. De una u otra forma, la víctima acaba ahogada.

En esta novela descubrí que en los lagos de agua dulce, los kelpies suelen devorar a su “caza” mientras que en los de agua salada, simplemente los ahogan. ¿Escalofriante, verdad?


Así que cuando comencé esta novela pensé que la protagonista iba a luchar con su naturaleza, y sufrir por ello, no fue así pero no me decepcionó, al contrario, me gustó mucho más.

Nairna es amenazada por su clan, debe iniciarse o sino morir, así de sencillo y para que la joven no concibiera falsas esperanzas, le pegaron una brutal paliza para que se lo tomara en serio.

Así fue cómo se la encontró Ryo, una yegua que apenas podía respirar y que si no fuera por su don, estaría muerta.

Aquí la novela empezó a sumar puntos a tutiplén, ¡por fin una historia en la que el humano reconoce a un ser paranormal! E incluso en pocas frases consigue hacer creíble su descubrimiento del “otro mundo”, al principio, como es normal, no se lo cree pero ¿por qué no van a existir los kelpies cuando él tiene un don?

La relación entre Nairna y Ryo es preciosa, tremendamente conmovedora y divertida. Tendrán que luchar contra todo un clan de furiosas criaturas acuáticas que no conocen la clemencia ¿podrá un humano luchar contra una horda de kelpies?

Me gustaría que Cam, mejor amigo de Ryo, tuviera su historia con... ¡¡Nessie!! ¡sería genial y me encantaría conocerla!

Una novela muy bien escrita, cortita y preciosa que engancha de principio a fin. Os la recomiendo sin lugar a dudas, no os defraudará.








Photobucket
Back to Top