sábado, 5 de octubre de 2013

Tinta - Amanda Sun.



La tinta está en su sangre y con el amor, cobra vida. 

Después de una tragedia familiar, lo último que quiere Katie Green es mudarse a Japón con su tía, pero no le queda otra opción que aprender el idioma y adaptarse a sus costumbres.

Cuando conoce a Tomohiro, un maestro del kendo, se siente inmediatamente intrigada por él, pero a la vez asustada porque cuando están juntos ocurren fenómenos extraños: los bolígrafos explotan, surgen gotas de tinta de la nada y los dibujos cobran vida. Pero lo que Katie no sabe es que Tomohiro está emparentado con los antiguos dioses del Japón y la relación con ella hace que pierda el control de sus habilidades.

Hay personas interesadas en utilizar ese don para sus propios fines y están empezando a hacer preguntas. Katie nunca quiso mudarse a Japón, ahora quizá no salga de allí con vida.  





Nunca he leído una novela juvenil que se desarrollara en Japón, sin embargo, me encanta leer mangas que tengan una historia de amor en un instituto, así conozco su cultura a la par que me recreo con el tira y afloja de los protagonistas y los dibujos. En Tinta, también hay alguna que otra ilustración, pero pocas, el resto son 329 páginas escritas cargadas de misterio y tinta.



¿Qué mejor forma de conocer un país del que sabemos poquito que con una protagonista extranjera? De la mano de Katie nos recrearemos con los árboles de Japón, sudaremos a mares haciendo kendo y nos acostumbraremos a descalzarnos antes de entrar a un establecimiento y a decir Tadaima al entrar en casa.

A base de situaciones vergonzosas y una infinita paciencia por parte de los amigos de Katie, aprenderemos mucho de esta cultura, y sí, nos enamoraremos del distante Tomo.

Tomo es el típico protagonista masculino que al principio se comporta como un borde con la chica, le recomienda que se aleje de él (por decirlo finamente) y le contesta bruscamente cada vez que ella intenta hablarle. Pero Katie sabe que algo esconde,  Tomo dibuja muy bien y una triste mañana la muchacha comprueba su talento, pero sus dibujos encierran algo extraño ¿Quién es Tomo? ¿Se estará volviendo loca?



“-Te dije que te mantuvieras alejada de mí-respondió, pero le brillaron los ojos cuando me miró.”

Tomo tiene un gran talento, que para unos es una maldición y para otros una bendición. Su secreto nunca debe salir a la luz, so pena de muerte, un poder innato difícil de controlar y una gran avaricia pretende hacerse con él ¿Podrá Tomo alejar a Katie de su vida?

“Quizá lo mejor sería que la tinta acabara conmigo. Si no me despierto, no podré hacerte daño.”

Una historia de amor imposible, un protagonista melancólico que guarda un oscuro poder, una protagonista tenaz y valiente; todo ello en un país atrayente y místico.

Sé que me voy a quedar sin uñas con la espera, ¡quiero la continuación ya sobre todo con semejante final!


No puedo terminar la crítica sin hacer mención al maravilloso cuidado de edición que ha tenido la editorial: encabezamiento de capítulos, en cada hoja hay alguna ilustración e incluso dibujos completos.










Photobucket
Back to Top