lunes, 24 de marzo de 2014

Zona cinéfila: Una vida en tres días.

Una vida en tres días

Ambientada en los años ochenta, la película cuenta la historia de Henry Wheeler (Gattlin Griffith, 'La otra hija'), un chico de 13 años que vive en New Hampshire con su madre Adele (Kate Winslet, 'El lector'). Ella está divorciada, hecho que le ha provocado una profunda depresión además de agorofobia, por lo que casi siempre está recluida en casa. Henry, además de estar pasando el complicado trance de la adolescencia, tiene que cuidar de su madre.


Es jueves, y ese mismo fin de semana se celebra el Día del Trabajo, aunque para Henry no tiene nada de especial. Piensa que va a ser un fin de semana más del verano cuya única distracción será quedarse en casa junto a su madre. Pero algo diferente está por llegar.



Ese día, Henry tiene que comprar material para un trabajo del colegio y consigue convencer a su madre para que le acompañe al centro comercial. De manera casual se topan con un individuo desaliñado y aparentemente extraño que está herido. El hombre, que se llama Frank Chambers (Josh Brolin, 'No es país para viejos'), les pide ayuda, convenciendo a Henry y a Adele para que les de cobijo en su casa durante ese fin de semana. Una vez allí, Frank les cuenta que es un preso que se acaba de escapar de la cárcel. 



Durante su estancia, Frank va creando un vínculo muy especial con Henry y Adele, haciendo que estos se sientan protegidos sobre todo Adele, quien empieza a recuperarse de su enfermedad.



Crítica:

Una película totalmente prescindible, cuando vi el tráiler quedé embobada porque me recordó a una novela que me gustó mucho, pero cuando salí del cine no me explicaba cómo pudo ser tan aburrida. Hasta las películas de las tardes de los domingos tienen más chicha que esta.

Siento ser tan dura, pero es la realidad.

Una madre entrada ya en años, que parece una adolescente de 14 años buscando al amor de su vida, desatiende a su hijo y suspira por un amor ideal (e irreal).

Resulta que mete un extraño en su casa, se entera que es un preso que se fugó, y que fue acusado por un delito de los graves, y la mujer nunca pregunta qué demonios pasó, él alega que fue todo un error, pero ella nunca saca el tema. Nosotros nos enteramos porque en la película introducen escenas del pasado del preso, pero la madre nunca se entera.

Resulta que en pocos días la madre está completamente enamorada de un desconocido, hasta piensa en formar una vida en otro Estado, dejar todo lo que conoce para fugarse con él.

Me pareció surrealista, una película que apuntaba maneras, pero que quedó cojeando. El argumento era bueno pero no fue aprovechado.

Muy floja.










Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. Jo, pues mira que no la conocía y al empezar a leer de qué va he pensado que me gustaría, pero después de leer tu opinión, me he desinflado por completo ;)
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Después de leer tu opinión, tengo claro que no me apetece verla!

    1beso *Place of Dreams*

    ResponderEliminar