Slider

Las semillas del Madomus - Bel Carrasco.

sábado, 19 de abril de 2014

madomus

Una tribu de monstruos, salvajes y caníbales, una hermandad de piratas de agua dulce dedicados a traficar con niños como juguetes sexuales, una extraña compañía de teatro que recorre el gran lago, un mercenario extremadamente violento y sin escrúpulos, una Reina tiránica y despiadada…

Son algunos de los enemigos y aliados que encuentra Hanna a lo largo del viaje que emprende a través de la isla de Ylliria en busca de sus orígenes. Una aventura plagada de peligros y amenazas hasta descubrir cuál es su verdadera naturaleza y su destino: Encontrar las semillas del Madomus.





Crítica:

Las semillas del Madomus es una novela original, llena de aventuras y de personajes potentes, pero que no me acabó de convencer en algunas ocasiones. Creo que la historia necesita más ritmo, algunas escenas me resultaron lentas y un poco cargantes.

Al comienzo me costó un pelín meterme en la historia, hasta que llegué a la parte de El libro de Gina, donde la autora deja las bases bien sentadas, con la Introducción del principio el lector tenía ideas un tanto vagas de parte de la historia, pero gracias a esos diarios que introdujo, la novela empieza a coger sustancia, y empieza a enganchar.

Tras una serie de muertes en el pueblo de Hanna, la protagonista y sus amigos, tienen que abandonar su vida porque la joven es una sospechosa de tal desgracia, algunos estiman que es una bruja, ya que se dedica a sanar a las personas gracias a remedios… naturales. Tanto las muertes como las acusaciones están fríamente pensadas y manipuladas ¿por quién y por qué?


A partir de este momento, acompañaremos a Hanna en sus nuevas vivencias, muchas duras y crueles, y aquí es cuando la fortaleza de la protagonista queda patente.

Hanna es una protagonista dura de roer, con una gran evolución que se refleja en cada nueva dura experiencia, cada día aprende una lección, madurará a medida que avance en su destino.

La autora teje con gran maestría un nuevo mundo, cargado de fantasía, aunque no muy lejos de la realidad que vivimos en la actualidad. La imaginación y originalidad quedan patentes en cada página que compone esta historia.

Creo que en algunos aspectos era mejorable, como decía al principio, en ocasiones la novela se me hizo cuesta arriba con tanta descripción y poco ritmo. Eché en falta más diálogos y lenguaje más… suave.

Me sorprendieron bastantes algunas palabras que utilizaba la autora para explicar determinados lugares o cosas con el marco en el que se desarrollaba. Creo que puedo argumentarlo mejor: mientras estaba leyendo una descripción cuidada, bonita y fluida; a veces me encontraba con una palabra que rompía toda la armonía, como un pedrusco que tropiezas con él y te estropea el día.


 

Sin ánimo de quedar como una refinada, todo lo contrario, seguro que más de uno suelta al día un improperio, y he leído muchas historias con unos cuantos tacos por página, creo que depende de la novela (estilo, género, situación…) puede quedar bien o estropear una escena. A modo de ejemplo os dejo mi primer “susto”, que encima es al principio de la novela:

“En medio del inmenso mar Insondable se encuentra Ylliria, también conocida como la Isla de las Mujeres o de los Coños. Protegida por un sistema de corrientes marinas que la hacen inaccesible, salvo en circunstancias excepcionales, la isla desconoce la crudeza del invierno y disfruta de un clima benigno de los largos veranos, suaves otoños y exuberantes primaveras.”

Una descripción cuidada, preciosa y envidiable que se oscurece por la segunda denominación de la Isla.

Quizás la justificación sea que pretendió darle más realismo o más intensidad a las escenas. En fin, a mí no me terminó de convencer.


En definitiva, Las semillas del Madomus es una novela original, bien escrita y que recomiendo a todo aquel que disfrute con la fantasía. El título le viene que ni pintado a la historia y todo lo que envuelve a las semillas y al mundo que creó bel Carrasco es impresionante.


Bueno.












Image and video hosting by TinyPic
CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan