martes, 15 de abril de 2014

Róbame el corazón - Mia Marlowe.



Greydon Quinn no imagina lo que le espera cuando decide buscar al  ladrón de joyas más famoso de Londres.
Recién llegado de la India, Quinn necesita localizar el diamante rojo que devolverá la paz al pequeño principado de Amjerat e impedirá la muerte de muchos colonos británicos. Se trata de una gema de incalculable valor que irradia un maligno poder, y que solo el Ladrón de Mayfair es capaz de encontrar y recuperar.
Pero el ladrón en cuestión resulta ser una mujer.
Lady Viola Preston ha caído en desgracia tras la repentina muerte de su padre, que la dejó en la ruina más absoluta. Por suerte, Viola posee un don: es capaz de escuchar la voz que emiten las piedras preciosas. Algo que acaba utilizando cuando se ve obligada a recurrir al robo de joyas para mantener a su madre y su hermana.
Cuando Quinn conoce a Viola, se da cuenta de que su mayor problema no será conseguir que robe el diamante rojo, sino controlar la salvaje pasión que despierta en él.
Porque, sin duda, sería un error que dieran rienda suelta a su lujuriosa naturaleza…


Crítica:

¡Qué novela más refrescante! Por fin, una protagonista con garra, que cuadra dentro de la contextualización de la época, a veces, algunas autoras pretenden modernizar demasiado el papel de la mujer dentro de estas épocas históricas, y roza lo absurdo, por no decir que queda fuera de lugar totalmente.


Lady Viola es una mujer de armas tomar, no se deja amedrentar por Quinn, y le deja las cosas muy claras, tampoco se avergüenza de querer vivir entre la alta sociedad, aunque no se lo pueda permitir, y tener que robar a algunos ricachones que presumen donde no deben de lo que tienen.


Quinn lanzó el guante y Viola lo cogió, aunque no se dio cuenta, cayó en la trampa del noble, y al final la muchacha se ve obligada a participar en una misión muy arriesgada y sumamente importante. Y peligrosa.

                                                                   

La joven posee un extraño don que nadie debe conocer, y además le permite robar con facilidad, pues gracias a él conoce cuándo una piedra tiene valor o no, cuándo es una copia barata o cuándo no. pero esa extraña facultad no le servirá para proteger su vida, ni su corazón.
Quinn no tenía pensado enamorarse, y menos de una ladrona, su misión principal era recuperar el diamante rojo pero al final, su único objetivo es proteger a la que le robó su razón.


Una novela muy bien escrita, original y con unos diálogos muy divertidos gracias a los caracteres tan dispares y explosivos de sus protagonistas, pero sin lugar a dudas, el pilar más importante es Lady Viola, una mujer astuta y deslenguada que no se amedrenta ante nada ni nadie.

Espero leer algo más pronto de esta autora, ojalá tenga libro un principito que sale en esta novela ¡me enamoré de ese personaje!


Muy buena.

Image and video hosting by TinyPic

3 comentarios:

  1. Me encanta lo que cuentas de esta historia y definitivamente la voy a leer; muchas gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Pues me has convencido :) Tomo nota :) Besos

    ResponderEliminar
  3. No la conocía pero que buena pinta tiene!!!
    Me la apunto.

    Besosss

    ResponderEliminar