Slider

Delirios - A.G Howard.

miércoles, 21 de mayo de 2014




El País de las Maravillas sólo era el principio…

Después de su aventura, Alyssa Gardner trata de olvidar a la vengativa Reina Roja, al atractivo Morfeo y concentrarse en su nueva vida con Jeb. Pero no es tan sencillo: su madre, recién liberada del hospital mental, se comporta de nuevo de manera extraña. Un día Morfeo aparece de nuevo para pedirle que vuelva arriesgarse por el País de las Maravillas, Alyssa comprende que tendrá que contarle la verdad a Jeb, quiera o no.

El País de las Maravillas la reconoce como una de los suyos, y si acepta el reto, Alyssa deberá enfrentarse a una batalla mortal, que podría costarle mucho más que la cabeza.


Crítica:

Susurros, el primer libro de esta saga, me encantó, más aún: me fascinó. Odiaba el momento de pasar página porque significaba que dentro de poco llegaría al final, era (y es) tan condenadamente bueno que era difícil que Delirios lo superara o igualara.

Cosa que, para mí, no sucedió. Con esto no digo que el libro sea malo, todo lo contrario, sino que el primero le supera con creces. Ahora a ver si consigo justificarlo sin meter spoilers.

Creo que la magia de Susurros estaba en el País de las maravillas, en ver la nueva visión que da esta autora del mundo que creó Lewis Carroll. También el triángulo o cuasi triángulo amoroso que había, tanto Jeb como Morfeo eran personajes de 10 y Alyssa también tenía su encanto.

"-¿Estás construyendo un nido? - pregunta-. No tienes que empezar a actuar como un pájaro simplemente porque seas propensa a volar."


Pero con Delirios noté que no avanzábamos, el cuasi triángulo no tiene sentido, en plan tonteo como el primero todavía pero pensar en algo serio con Morfeo ¿De verdad? No tiene ni pies ni cabeza ni estando en El País de las Maravillas ni tan siquiera con la profecía que metió deprisa y corriendo.

Jeb en este libro apenas sale, eché en falta más escenas entre él y Alyssa. El País de las Maravillas otro tanto de lo mismo, eché en falta más locura, más oscuridad, al final del libro aprecié algo de esa demencia (a partir del momento pintar cuadros).

A pesar de que la historia se desarrolla en nuestro mundo, con la gente "normal", la autora podía haberlo echo mucho mejor, no aprovechó para nada la oportunidad que tenía, salvo en los últimos capítulos.

"- Utiliza lo que tienes - me dijo en el recuerdo-. Lo que nosotros no tenemos."

La primera parte del libro no le acabo de entender, me pareció floja y decepcionante, pero en la segunda creo que a la autora se le ilumina la mente y vuelve a reconducir la novela a la esencia que tenía Susurros.

Por favor, en el tercer libro suplico por más Jeb y más País de las maravillas. Deseo que del estoy segura que me van a conceder, más que nada por cómo termina el segundo.



No todo es malo, debo de destacar los grandes giros que da la novela, hay mucho suspense y misterio, menos en una cosa que supe casi desde el principio quién era la que estaba detrás de todo, el resto me dejó boquiabierta.

La autora ha creado una saga tremendamente original, con unos protagonistas muy diversos y atrayentes, sobre todo el peculiar Morfeo que nunca sabes por dónde te va a entrar, todo lo que hace es inesperado para bien o para mal. Pero, sin lugar a dudas, me quedo con Jeb ¡me tiene enamorada!

"- Estoy preparado- dice.
- ¿Preparado para qué?- pregunto.
- Para que me envuelvas en tus alas - responde con la voz áspera-. Y para enseñarte a volar sin alzar el vuelo."

A.G Howard consigue que nuestra mente vea los extraños seres que habitan el País de las maravillas, que sintamos lo mismo que la joven Alyssa y que temblemos de miedo ante los peligros que acechan a la protagonista. Incluso Morfeo pondrá a prueba nuestros nervios.

En definitiva, me gustó pero... me esperaba más.

"Toma esta historia infantil y con mano dulce ponla donde los sueños de la niñez se abrazan en el místico lazo de la memoria...

- Así nació el País de las Maravillas"

Bueno.





Image and video hosting by TinyPic
CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan