Slider

Cónclave de consejeros: Dame más estrellas.

domingo, 17 de agosto de 2014

PERSIGUIENDO ESTRELLAS


Hay dos páginas importantes en la vida de un lector y de un autor, o más bien una para los primeros y dos para los segundos: Goodreads y Amazon. En el caso de los autores, porque allí se cuelgan críticas o comentarios de sus novelas, acompañadas de estrellas (mínimo 1, máximo 5).

La cosa es que tengo la sensación, que algunos autores se están convirtiendo en coleccionistas de estrellas, a todos les gustaría tener una media de 5. Montones y montones de estrellitas brillantes agrupadas de cinco en cinco, pero ese momento es efímero, es imposible que a todos vuestros lectores les haya gustado tanto como para plantaros la puntuación máxima.




Llegamos hasta tal punto en el que las páginas de lectores son invadidas por los propios escritores, quienes ni cortos ni perezosos, puntúan sus propias novelas con la máxima puntuación, algunos son más tímidos o modestos y solo dan cuatro. Os parecerá una tontería, pero a mí me molesta y mucho.


Quienes tienen que puntuar son los lectores, y el autor cuando publica (o autopublica) tiene que subir a la palestra y aceptar lo que se le diga, no sin rechistar, pero casi, cuando una opinión es respetuosa y constructiva. Podéis estar de acuerdo o no, pero el cliente tiene derecho a dejar plasmado su parecer.

Estos dos páginas me han servido en muchas ocasiones, cuando no conozco al autor, me lanzo a leer opiniones en Goodreads, blogs y Amazon. He descartado unos cuantos libros gracias a contrastar opiniones, si os fijáis y contrastáis críticas os daréis cuenta que a quienes no les ha gustado la novela comparten muchos argumentos y eso te ayuda a saber si te va a gustar o no (siempre hay margen de error, obviamente, los gustos no están escritos)

Ahora mismo, las críticas que subo son de envíos de editoriales o de los propios autores y no las hago por falta de tiempo, no porque me dé corte (ni mucho menos). Pero sí que en Amazon, solo puntúo las novelas que me gustan mucho, hace eones que no pongo una estrella.

¿Miedo o pena? Ni la una ni la otra, no quiero que se malinterprete un comentario, en una reseña puedes argumentar en todas las líneas que quieras qué es lo que no te ha gustado, en Amazon hay que ser más preciso. Y como ya he tenido mis... malas experiencias con algunos autores, prefiero vivir de forma pacífica.


He leído historias originales, que podrían ser muy buenas, tremendamente mal escritas, prácticamente ilegibles, y ningún comentario no menciona, llueven estrellas por doquier. No voy a ser yo quien le dé la mala noticia, igual estoy equivocada quién sabe.

Ha llegado un punto en el que no sé qué buscan los autores: que les coman la oreja o que les sean sinceros, como no voy a ir uno a uno me quedo en las sombras. Compro y leo, y en muchas ocasiones, sobre todo con autopublicados o autores nóveles, si no estoy obligada a hacer la reseña me como mi opinión si es negativa.

Porque cuando dicen: "¡Deja tu comentario en Amazon, es importante para que otros se animen a leerlo!" ¿Buscáis 4 o 5 estrellas? Pregunto porque, igual el comentario va acompañado de 1 estrella... SI tenéis una media de 4,5-5 como publicidad viene de cine.

Me avergüenza admitirlo, sobre todo cuando hay tantos lectores que me han ayudado con su comentario en Amazon a decantarme o no por X novela, pero una se acaba desgastando. No quiero malos entendidos ni que el autor crea que no sirve para escribir o yo qué sé... es tan difícil decir las cosas por escrito, que los conflictos llegan de forma rápida y sinsentido. Sobre todo cuando tienes pocas líneas para argumentarlo, como sucede en Amazon. Y, obviamente, no puedo reseñar todo lo que leo, para mí sería imposible.

Todo hay que decirlo, también he dado con VERDADEROS autores, de esos que quieren aprender y reciben las críticas negativas con los brazos abiertos (aunque duela). Y por ello los sigo de cerca.

Eso sí, en mi cuenta de Goodreads, podéis ver mis puntuaciones 100% sinceras, tengo la aplicación en el móvil y nada más terminar un libro me pongo a buscarlo para fijarle mis estrellas. También es verdad que apenas comento, pero podéis preguntarme por cualquier novela sin problemas, para eso está mi correo y os digo qué me ha parecido en pocas líneas. 

No seáis tímidos que no muerdo. Además me encanta compartir opiniones y de ese intercambio de opiniones siempre salen recomendaciones que no conozco, así que es enriquecedora. 

Respecto al blog, como dije más arriba, no encontraréis todas las reseñas de todos los libros que he leído, me falta tiempo y ganas, porque sí hacer una crítica da mucha pereza a veces. Ahora mismo estoy reseñando novelas que me envían editoriales o autores, no tengo problema en reconocerlo, cuando me quite todo el trabajo que tengo encima, ya empezaré también a reseñar novelas que compré: bien que me gustaron mucho o que me defraudaron un montón. Me voy a los extremos.

A veces me preguntáis por privado si los blogueros nos sentimos más presionados por los autores españoles. En cierto modo es así, daros cuenta que la probabilidad de que un escritor extranjero lea tu crítica se reduce a un 1% , pero los nacionales suelen leerlas. Sí que cuando empiezas te sientes más cohibido.

Además, con ciertas autoras sucede algo muy curioso, sus lectores más... apasionados no admiten que existan opiniones contrarias a las suyas. Sinceramente, flaco favor hacen a dicho escritor. No entiendo de bandos ni de 'lealtades', pero sé cuándo una novela me ha llegado y emocionado. Me quedo con eso.

Retomando el tema, cada cosa lleva su período de madurez y de progresión, ahora mismo, a mí no me quita el sueño hacer una crítica de un autor de aquí, aunque sea negativa y la vaya a leer. Si decís lo que sentís son respeto, lo argumentáis y es verdaderamente lo que creéis podéis tener la conciencia bien tranquila. 

¿Sabéis lo que hago cuando me atasco en escribir una reseña? Pensar en la gente que visita el blog, al 99% ni los conozco, pero muchas veces cuando entro a ver mi espacio veo que hay alguien más en línea, y sí, saco pecho. Estoy orgullosa de todas y cada una de las entradas que hay publicadas aquí, ya estén mejor o peor, porque me han llevado esfuerzo y trabajo.

Hay días que gano y pierdo seguidores, valoro a todos los que estáis y estuvisteis aquí, para mí es un logro. Y como no os puedo dar un libro a todos vosotros, sí os puedo blindar mi visión más objetiva (dentro de la subjetividad que conlleva toda reseña) de un libro. Y también lo hago por mí, hay que seguir los ideales de uno mismo.


Nunca fui de apariencias ni de quedar bien. Así que sí, aquí veréis opiniones de todo tipo, negativas -para mi desgracia porque no disfruté con su lectura- las hay, y bastantes.

Entiendo que escribir una novela lleva mucho tiempo y documentación, y sé el cariño que tiene todo autor a su criatura, pero cuando leáis una crítica negativa (constructiva) coged ese cariño para que os dé fuerza, comprenderla e intentad aprender de vuestros errores para futuros protagonistas que se merecen lo mejor. Crecer como autores y como personas.


Seguro que muchos blogueros se equivocan y creéis que no tienen razón, pero otros muchos sí que la tienen y os están dedicando su tiempo para que mejoréis. Una reseña lleva entre 40 minutos - hora y cuarto redactarla, si incluye imágenes, urls o vídeos podéis sumarle otra media u hora.

¿Estamos del mismo lado?




-------

ACLARACIÓN:

Soy consciente de que en Amazon existen trolls, creo que se llaman así, crean cuentas y plantan puntuaciones bajas para perjudicar a sus autores. Y también piques entre autores que hacen marranadas de este estilo, muertos de envidia tienen a los alumnos de prescolar de esta zona. Resta decir que este artículo no va dirigidos a ellos, porque ni los considero lectores maduros ni sus opiniones son críticas constructivas. Existen porque tiene que haber de todo un poco en este mundo, sino no me lo explico.
Image and video hosting by TinyPic
CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan