jueves, 4 de septiembre de 2014

Acordes de seda - Ana Iturgaiz


Corre el año 1570 y la ciudad de Segovia se ha engalanado para festejar los cuartos esponsales del rey Felipe II, esta vez con Ana de Austria.
Sin embargo, nada de lo que sucede en las calles atrae a Clara Román. Su único interés se centra en los delicados bordados que vende casa por casa, y por los que es cada vez más conocida entre las mujeres de la villa.
Nicolás Probost ha acudido a Segovia como miembro de la Capilla Musical de la corte para cantar en las celebraciones de las nuevas nupcias. Se trata de una ocasión unica para demostrar ante el monarca que posee la voz más perfecta del reino. Pero las aspiraciones del cantor van mucho más allá: convertirse en el compositor más joven y con mayor talento de España. Aunque para ello tenga que dejar atrás a los adversarios, a los amigos y, por supuesto, a una bordadora que le atrae mucho más de lo que quiere admitir.
Pero ¿cómo conseguirán encontrarse si Nicolás no está dispuesto a renunciar a su sueño y Clara ha decidido que nadie volverá a romperle el corazón ?


Crítica:


Me estreno con esta autora, y la verdad es que no sé cómo demonios he tardado tanto en descubrirla, su estilo es impecable, la ambientación sublime y los personajes inolvidables.

Al lado de Clara recorreremos las antiguas calles de Segovia y Madrid, visitaremos la corte y descubriremos las rígidas normas con las que conviven las personas de antaño.

La protagonista es una joven huérfana,  madre fallecida y su padre en paradero desconocido, que vive con su tía, una señora excesivamente controladora y dañina, que solo sabe reprochar y lamentarse. Clara asfixiada y desilusionada, decide abandonar el único hogar que conoció, para trabajar en la Corte, como costurera.

Sus comienzos estaban llenos de luz y alegría, vivía día a día, conociendo nuevas experiencias que antes le estaban prohibidas. Allí conocerá la amistad, el amor y la pasión, para más tarde saborear la traición.

-¿Quién eres tú para decirme algo así?
La profundidad de la mirada de Nicolás casi obligó a Clara a volverse y comprobar si había alguien a su espalda.
- Nicolás Probost- se presentó- y alguien que te imagina en mejor compañía- respondió él, que se aproximó aún más.
[...]
- Y yo Clara Román- y, sin dejarle tiempo a reaccionar, respondió con un interrogante-. ¿Compañía como la suya?
Los ojos de Nicolás brillaron.
- ¿Acaso te parece menos peligrosa?- contestó él.
Ahora era Clara la que mostraba diversión ante su enorme soberbia.
- La verdad es que no sé qué pensar- confesó resuelta-. En cada uno de nuestros encuentos imagino de ti algo distinto.
- ¿Y qué te parezco ahora?- susurró él a un palmo de su oído.
[...]
- ¿Un gato acorralando a un pajarillo?- murmuró.

Nicolás es un joven que busca triunfar en la música, su único objetivo desde que era pequeño, y nada ni nadie podrá interponerse en su camino, ni la más hermosa joven que haya conocido. Cuando casi alcanza la cumbre, se ve arrojado sin miramientos al vacío, solo y desamparado.

La historia entre los protagonistas es memorable, de esas que relees en tiempos de sequía literaria, que siempre perdura en la memoria. Su amor se va cociendo a fuego lento, la decepción que soportó Clara en la Corte, hace que la relación vaya avanzando de forma gradual, Nicolás debe conquistarla de nuevo pero esta vez poco a poco.

- Solo voy a decirte una cosa. ¿Sabes cómo sería comerse un bocado de nieve el día más tórrido del verano madrileño? Ella es más o menos así.

Ambos se replantean el enfoque de sus oficios, cómo mejorar en el futuro y qué hacer a partir de ese momento, aprender de los errores y de su tiempo de inmadurez.

Los personajes secundarios y las tramas de los mismos, dan agilidad a la historia, porque el lector descansa durante unos instantes del desasosiego de la vida de los protagonistas. A destacar: Luis, Joos y Justa.

En definitiva, una excelente historia merecedora de un puesto especial en nuestras estanterías. Fantástica novela, sin duda alguna leeré más libros de esta autora.

- Pues que eso es lo que siento al estar con él; que soy libre, que hago y digo lo que se me ocurre, que nadie me controla, río cuando quiero, canto, bailo y hablo. A veces, hasta demasiado.
- ¿Y él?
- él también habla.
- ¿Únicamente?
- Y me besa. Y lo beso. Y me abraza. Y lo abrazo. Por primera vez en la vida estoy despierta. Y viva.

Excelente.

Image and video hosting by TinyPic

4 comentarios:

  1. No lo leí aún, a mi me gusta mucho el estilo de la autora, sus anteriores novelas me gustaron mucho, así que espero con esta me pase como a ti y me entusiasme ;)

    Bicos!

    ResponderEliminar
  2. No he leído nada de la autora aún, lo que es una dejadez tremenda porque me han hablado maravillas de ella, y luego de leer tu reseña me dan muchísimas ganas de ir por este libro. A ver si puedo comprarlo en estos días y me doy el gusto :) Gracias por la recomendación.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Qué bien, es una pena pero yo también tengo pendiente estrenarme con esta autora, y eso que me apetece muchísimo. Llámale falta de tiempo, jejeje !

    ResponderEliminar
  4. Coincido contigo Marta! Es una delicia de lectura. Tan sumamente bien ambientada y y narrada q te traslada a lis escenarios dónde se desarrolla en segundos. Y sabes qué? para mí Bajo las estrellas aún es mejor. Maravillosa!
    Bicos reina!

    ResponderEliminar