domingo, 9 de noviembre de 2014

Para mí, el único - Kristan Higgins




Para mí, el único

La abogada divorcista Harper James no tiene ni un respiro. Bastante malo es que se encuentre con su ex, Nick, en la boda de su hermana para que ahora, además, por un cruel giro del destino, se vea forzada a hacer un viaje por todo el país con él. Y mientras, su casi novio se queda en casa, no muy contento.
Harper no puede evitar que Nick se abra paso de nuevo en su vida con ese glorioso y atractivo aire de arquitecto que le rodea. Sin embargo, a los ojos de Nick, Harper siempre ha sido la mujer de su vida. Si consigue hacer las cosas bien esta vez, la felicidad puede estar esperándoles a la vuelta de la esquina.




CRÍTICA:

Harper y Nick se casaron cuando eran bastante jóvenes, se independizaron e intentaron construir su nueva vida, la protagonista se trasladó a una ciudad que desconocía, que le agobiaba y no le gustaba. Nick pasaba largas horas fuera de casa trabajando para conseguir un buen puesto y sueldo. Harper pasaba los días sola y aburrida, echando de menos la relación que algún día tuvo con Nick. Su matrimonio estaba destinado al fracaso, o eso pensaba ella.

Un conjunto de malos entendidos, malas experiencias y falta de comunicación, les llevó a tomar decisiones precipitadas y dolorosas, un divorcio duro y difícil. Ninguno de los dos se recuperó de ello.

Después de mucho años, el destino los vuelve a reunir en la boda de sus respectivos hermanos (hermanastro en el caso de Nick). Ambos cambiaron mucho con el paso del tiempo, Harper se presenta a la boda con su novio actual y Nick también tuvo alguna relación duradera.

Es inevitable que durante los días de celebración y festejo, tanto Nick como Harper coincidan en varias ocasiones, y él no pierde la oportunidad de echarle en cara el fracaso de su matrimonio. Ella es abogada, especialista en divorcios, y tras la mala experiencia de su unión, es bastante escéptica en lo que se refiere al matrimonio. No duda en intentar disuadir a su hermana, que se casa sin apenas conocer a su futuro marido.

- ¿Y por qué esa especialidad?
- Bueno, como seguro que recuerdas, Nick, divorciarte de alguien a quien has amado puede resulta muy difícil y es fácil que termines cometiendo un error. De modo que ayudo a la frente a que pase de la mejor manera posible esos momentos tan amargos y a que obtengan el resultado más ventajoso.

Ambos tardan en superar su rencor respecto al otro, les cuesta asumir su parte de responsabilidad, siguen cometiendo errores del pasado y metiendo la pata sin pretenderlo, creando una separación casi imposible de salvar. Pero la edad y madurez que les faltaba en el pasado, consigue unir a esta no tan inexperta pareja, concediéndoles una segunda oportunidad.

Una novela bien escrita, ligera y entretenida, e incluso divertida. Dura en algunos momentos. Ideal para convertir una tarde aburrida en otra alegre y amena.




MUY BUENO



Image and video hosting by TinyPic
Back to Top