Slider

Tocando las estrellas - Rebecca Serle

sábado, 29 de noviembre de 2014











¿Qué harías si te eligieran a ti, de entre todas las chicas, para convertirte en estrella de Hollywood?

La vida de Paige, una chica del montón, da un vuelco cuando gana el cásting para ser la protagonista de la esperadísima adaptación de Aislados, la trilogía juvenil del momento. En menos de un mes debe abandonar a su familia, su instituto y sus amigos en Portland y mudarse al set de rodaje en Hawái. Allí conoce al famoso Rainer Devon, que, además de estar en las listas de los hombres más sexys, es encantador y quiere ayudarla a adaptarse a su nueva vida. Todo se complica cuando el carismático Jordan Wilder, rival en la vida real de Rainer, se une al rodaje para interpretar a su rival amoroso en la película...




Crítica:

Paige es una joven que un día ve su sueño cumplido: llegar a la gran pantalla. Encima, consigue superar uno de los cástings más importantes del momento, se trata de una adaptación cinematográfica de una saga de libros juvenil que está triunfando en ese momento. Tanto su papel como su vida real se verá abocada a un difícil triángulo amoroso.

La protagonista deberá adaptarse a su nueva vida, separada de los suyos y rodeada de extraños y flashes. Entrevistas, poca privacidad y muchas revistas de cotilleo. Junto con dos chicos que son deseados por todas las adolescentes (y maduritas) del mundo. Sin olvidar, al exigente director que le pegará más de una voz y dudará de sus talentos en cada ensayo.

Paige encuentra en Rainer un amigo, al principio recela de él, pero poco a poco encuentra un gran apoyo, pero él quiere algo más y ella está tremendamente confundida. Más difícil será la presunta relación cuando entra el chico malo (Jordan) y enemigo manifiesto de Rainer. El simpático y dulce frente al chico misterioso y taciturno, difícil elección ¿no?

Además, Paige tendrá que aprender a compatibilizar su vida pasada con la actual, los amigos que dejó atrás y su familia ¿cómo compaginar ambas facetas? Más de un disgusto va a llevar.

Presentado así, el argumento gana mucho, y es que la idea era genial, perfecta para crear un auténtico fenómeno Jordan/Rainer, pero quedó por el camino. En toda la lectura pensaba que tenía en mis manos un borrador, como si fuera una lectora cero y la autora me estuviese contando su idea, pero sin desarrollar. A pesar de sus casi trescientas páginas, la historia ha quedado muy vacía y desaprovechada.

Desde que ganó el papel en el casting, la autora parece que nos traslada a capítulos más posteriores, está claro que le faltan capítulos por el medio, hizo una especie de puente invisible que no acabo de comprender. Se aclimata de una forma pasmosa, me ha dado la sensación en muchas situaciones de que la protagonista no tenía sangre en las venas, fría e incluso aburrida.

Lo mismo le pasó en el aspecto sentimental, la autora no profundiza en los sentimientos de Paige, parece un robot, de repente nos suelta un "me gusta mucho Rainer" y hala, nos lo tenemos que creer porque lo dice ella ¡no hay evolución alguna! y qué decir de cuando entra en escena Jordan, de repente se enamora de él así sin más.

Me creí más la historia con Jordan que con Rainer, por lo menos con el primero había atracción y está bien caracterizado. Me enganchó la historia gracias a Jordan y ese rifi-rafe con Rainer.

También pudo aprovechar más la fama-prensa-intimidad y dar más miga a la historia, pero nada. ¿Y ese final que parece metido a calzador?

Parece que no me ha gustado nada, pero no es así, me entretuvo, pero me da tanta rabia que este pedazo de argumento esté tan mal aprovechado... He leído en Goodreads que tiene continuación, cruzo los dedos para que la autora saque toda la artillería pesada y que describa más los sentimientos de Paige y que dé más consistencia a los capítulos.

BUENO.


Image and video hosting by TinyPic
CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan