jueves, 29 de enero de 2015

CÓNCLAVE DE CONSEJEROS: INQUIETANTES PERSPECTIVAS

INQUIETANTES PERSPECTIVAS

Antes de poner punto y final a esta entrada, me gustaría tocar dos temas, ambos relacionados pero desde dos perspectivas distintas: reseñas versus autores; reseñas versus blogueros. Espero no extenderme demasiado y no tener que hacer dos entradas hablando de lo mismo.

Comenzando por los autores, he de decir que hay de todo, así que si solo resalto lo negativo os pido disculpas de antemano, seguro que quien esté leyendo esto ahora mismo aceptas las reseñas con humor y buen talante, así que no va contigo la cosa, sino para ciertos escritores cuyo ego a veces les juega malas pasadas y seguro que conocéis bien pocos.


Hay tres cosas que me sacan de mis casillas. Sí, solo tres. La primera de ellas va con todo tipo de autores, publicados o autopublicados, ya lo dije en otra entrada pero lo repito porque no me cansaré de decirlo. TODO AUTOR TIENE QUE SABER ESCRIBIR, entonces eso de "creo historias y las paso al papel" no me vale, teje historias y traspasa las mismas al papel de una forma digna, siguiendo a la RAE y escribiendo como Dios manda. Ni eches la culpa al corrector, ni a la editorial, ni me cuentes que como eres autopublicado no tienes tantas facilidades. Creo que es peor excusa que decir a  un profesor que tu perro se ha comido tus deberes.

Ahora con la gran técnica de Amazon de autopublicar, muchos se precipitan y sus ansias de ver el libro publicado los lleva a suicidarse, literariamente hablando, publican historias mal escritas que dejan una visión pésima del autor. Sí, yo también tengo una lista negra, de 'una y no más, Santo Tomás' (tanto autopublicados como con editorial, sin distinción, aunque he de admitir que el segundo caso tiene un gran agravante).






Así que llegamos al mundo editorial, de la mano de una editorial o de Amazon y nos podemos encontrar dos cosas: felicitaciones y malas críticas. Las primeras las aceptamos, nos damos besos a nosotros mismos y las aceptamos de buen grado. Todo autor está nervioso sobre todo al principio con las opiniones del público, cuando llegan las primeras y son positivas, supongo que respiráis por primera vez en mucho tiempo. Pero tarde o temprano llegará el momento de inflación: LA TEMIDA RESEÑA NEGATIVA. ¿Y ahora? El primer sentimiento de todos creo que es el mismo, una sensación negativa, de vacío, rayando la tristeza y el enfado. Pero hay dos formas de exteriorizarlo.


Podemos asumir una postura de rechazo hacia el lector. Tú, simple mortal, cómo osas hacerme esto a mí o Pues... igual no estás desencaminado, lo tendré en cuenta para un futuro. Está claro que hay que hacer un balance, leer todas las opiniones y ver qué tienen en común todas, tanto en lo positivo como en lo negativo, no vale quedarse solo con lo bueno o solo con lo malo. Abro inciso: debéis diferenciar también en una crítica negativa cuándo es constructiva y cuando destructiva. No porque te digan defectos es siempre destructivas, hay que fijarse en el tono.




Os aseguro que los que nos tomamos la molestia de hacer una crítica, no vamos a lamerle el culo al autor ni a hacerle la vida imposible. Poneros también en nuestro bando, a mí me tiemblan las piernas cuando hago una reseña negativa, no me gusta nada y mido las palabras para no ofender al autor, pero decir claramente por qué no ha cumplido mis expectativas. Es sumamente difícil.


He conseguido un hilo conductor para fusionar los dos temas que quería plantear, y comienzo con esta pregunta que me formulo a mí misma ¿Por qué haces críticas?


Empecé colgando mis someras opiniones en un foro de lectura, dedicado a la novela romántica que es lo que más leo, como nadie de mi círculo (salvo tres familiares) leían esta temática, pues decidí comentar mis lecturas con terceras personas. Era como estar tomando algo en una cafetería, simplemente que a través de una pantalla. Al cabo de un año, más o menos, creé un blog, sin dejar de entrar en el foro ya que son dos medios distintos, aunque ambos satisfactorios.


Y eso es lo que hago, o hacemos (porque supongo que el resto de blogueros se sentirán incluidos), colgar mis impresiones después de leer un libro que bien me da la editorial/autor o lo compro.

Siempre hay comentarios maliciosos tipo: 

  • Estos reseñadores que se creen críticos y apenas tienen formación (que suelen surgir cuando hay una opinión negativa por el medio). A esto ni merece la pena contestar ¿para opinar hace falta tener algún máster? Dejo la pregunta en el aire a ver si alguien me la sabe contestar. Lo que sí os afirmo es que no cobramos ni un céntimo haciendo esto, solo faltaba, y los que hacen críticas en periódicos o revistas os aseguro que sí, es su medio de vida.
  • Le di el libro gratis y así me lo paga, con una reseña negativa. Diría muy poco del blog que por obtener una historia de manera gratuita lo pusiera por las nubes cuando tiene grandes fallos. Que ya lo he visto mil veces y no por ello está bien, pero bueno como canta tanto, allá él.
  • El típico comentario cuando el libro está plagado de faltas y le echan la culpa al corrector o se escudan en que son autopublicados. Ya lo comenté al comienzo del artículo.
  • O de lectores, incluso blogueros. A Fulanito le dieron el libro, seguro que la crítica es positiva. Maravilloso, que se vea el apoyo entre nosotros. Esto ha hecho que al final de una reseña nunca ponga "agradecimiento a X autor o editorial" lo hago vía email y me curo en disgustos. Porque con el tiempo que lleva hacer una crítica que luego vengan a tocar la gaita... En fin.
Y otras tantas...


Sí que quiero resaltar este conflicto con los blogs que colaboramos con editoriales, quiero pensar que hay una regla general en la que no nos vemos influenciados por el "regalo" y que somos honestos a la hora de hacer la crítica. Pero también hay un precepto universal que reza "No matarás" y muchos ejecutan, solo hay que ver el telediario. Hay de todo en la viña del Señor.

Tengo la suerte de poder contar con varias editoriales, y sí me ahorro una pasta, aún así sigo comprando como una loca, sin ir más lejos en reyes casi llego a los trescientos euros en libros. Una burrada.

¿Y cómo colaboras con una editorial? Teniendo seguidores. No estoy de acuerdo con este planteamiento, porque sí que considero que se tendría que valorar la crítica, la tardanza en enviar anteriores reseñas, etc. Porque cuando te envían un ejemplar, suele llegarte unos cuantos días antes de que salga a la venta, así que sería ideal poder colgar la reseña dentro del mes en el que se publica. Algunos (en algunos momentos yo me incluyo) coleccionan novelas y publican reseñas con cuentagotas. Igual reciben como quince libros al mes y otros reseñadores no reciben ni uno. No está equilibrada la balanza.


Cito de manera muy escueta algo que me maravilla y es lo siguiente: lectores que critican al autor por escribir mal y ellos no acentúan ni una palabra. Es totalmente surrealista. Dicho esto, sigo yéndome por las ramas.

Cuando creas un blog te nublan la mente los seguidores. HAY QUE CONSEGUIRLOS SEA COMO SEA. Ojo que a mí me pasó, que si sorteos a tutiplén, que si ahogar a las editoriales con emails para colaborar, etc. Toooodo lo he hecho yo, así que me incluyo, pero por si alguien quiere aprender de mis errores aquí lo dejo.

Con 50, 100, incluso 200, las editoriales van a pasar de vosotros, hay muchos blogs con más de 800 seguidores. Y cuando digo muchos, son más de doscientos. Hay un número limitado de ejemplares. Blanco y en botella.


Como las editoriales van a pasar de vosotros diréis ¡IDEA! Hago miles de concursos para ganar seguidores. Bases: ser seguidor del blog, de Facebook, de Twitter, de Pinterest, de Tuenti, de mi Fotolog, de Instagram, afilia mi blog, pon el banner en tu blog... Algún concurso de este estilo igual tiene tirada, por mi parte nunca participo, suelen tener promoción cuando el premio es dinero (15 euros en BookDepository, etc). Os recomiendo hacer sorteos sencillos, con bases mínimas y así participará más gente, siempre llama más un ejemplar físico que uno digital, pero es cuestión de moverlo.

Donde de verdad se ganan seguidores es en el día a día, no te agobies, poco a poco. Haz reseñas y sube novedades, promociona las mismas vía Twitter y Facebook, puedes mencionar a las editoriales que en general comparten, etc. Es un camino a largo plazo.

Los seguidores que consigues por un concurso son ficticios, muchos lo harán para poder participar, porque les obligas a hacerlo. Esos seguidores no merecen la pena, los que más importancia tienen, a los que debes de cuidar, son aquellos que conocen tu blog, le echan un vistazo y se quedan por propia voluntad. Sin agobios. Haz esto porque te gusta, porque te entretiene. No os obsesionéis.

Cuando una editorial se fije en vosotros, obtendréis libros gratis, pero no os volváis locos, pidiendo y pidiendo. Dejad para los demás, solo pedir lo que vayáis a leer, lo que os guste, si nunca te gustó la novela negra no porque te lo den gratis debes de pedirlo. Sed comedidos y responsables.


Y esto no se hace para conseguir libros, el tiempo que le dedico a este espacio no es para hacer un negocio. Creo que saldría ganando comprando los libros que quiero, sin que me los regalen, y no dedicar tanto tiempo al blog. Pero me gusta hacerlo, y quiero aportar mi granito de arena promocionando a autores que me gustan, porque toda difusión importa, tened en cuenta que los escritores nóveles no volverán a publicar con una editorial si no venden, que los que publican en digital si alcanzan una cifra satisfactoria de ventas llegarán a ver sus criaturas en papel ¿Por qué no ayudarles, entre todos? Máxime cuando os ha gustado sus historias.

Este blog empezó siendo solo de críticas, ahora cuelgo siempre que puedo las novedades de editoriales, autores que autopublican, entrevistas o artículos de escritores, etc. Si entre todos contribuimos, aunque solo sea compartiendo lo que los escritores publican en sus muros o en sus respectivos Twitters, ya estamos contribuyendo. Granito a granito. Si vuestro objetivo en la vida es ganar libros gratis, os aseguro que no compensa todo el trabajo, así que comprad una hucha y empezad a ahorrar, os saldrá mejor.


Por último, consejo en cuanto reseñas (que estoy guapa para dar consejos, pero me tomo la temeraria licencia). NO SPOILERS y si no hacéis avisad. Sed honestos con vosotros mismos y con vuestros seguidores. Respetad al trabajo del autor, si no os gustó decirlo, pero no hagáis sangre, la libertad de expresión siempre rige pero no ampara la falta de respeto. No hagáis una reseña general para todos los libros, fundamentar vuestra opinión en hechos del libro, justificad tanto lo bueno como lo malo. Y, esto es fundamental, cuidad vuestra ortografía. Estos cinco pilares siempre los tengo presentes, al final da igual que la crítica quede corta o larga, eso es lo de menos, centraros en esos tres aspectos básicos. Soy la primera que muchas veces meto la pata, y llevo cuatro años en la blogsfera.


Cualquier duda, comentario o sugerencia... ya sabéis dónde encontrarme.

Un abrazo para todos.








Image and video hosting by TinyPic

15 comentarios:

  1. Ole mi niña!!! Ya sabes que opino como tu, estaoy un poco arta de leer libros con millones de faltas o mal construidos, yo puedo tener faltas, vale, pero no cobro por ello, pero ellos me estan cobrando un dinero!!

    Por otro lado, empiezo a pensar que toda critica negativa, para mucho autores es destructiva y se lo toman como algo personal, y eso me parece fatal, porque al final, las opiniones son como los culos, todos tenemos uno y tenemos derecho a mostrarlo, jejejej

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es cierto, Cris. No vale vender de cualquier forma, hay que tener unas garantías de calidad, como cuando vas a comprar cualquier producto de... higiene o comida mismamente. Hay que tratar de hacer las cosas lo mejor posible.

      Un besiiiitooooo y gracias por pasarte

      Eliminar
  2. Segunda vez en el dua dia que te aplaudo con las orejas. No añado ni quito nada. Lo has dejado todo clarito. Y...me has pisado maldita jajajjaja iba a poner algo asi en el blog a la noche.
    La verdad que el mundo literario en general, a veces deja mucho que desear.
    Menos mal que yo ando en mi mundo yupi y no me entero de misa de la mitad. Mi blog es pequeñito, en dos años apenas supera los 150 seguidores. Pero estoy contenta. Y ninguna editorial se ha fijado en mi oiga...y no me importa. Compro cuando puedo y voy tirabdo asi. Lo qhe si he tenido suerte con los autores autopublicados, pues mas de uno si me ha dado su libro para reseñas. Y les estoy muy agradexida por ello. Pienso que es un acto de fe y confianza por parte de un autor hacer eso. A veces me siento hasta mal por ello, porque es como si les robara!! Snif snif.
    Y lo de ponerte mala al tener que hacer una reseña negatica...madre mia...se pasa mal no...lo siguiente. Es horrible.

    Bueno que me enrollo y se me van los dedos en el movil.
    Besitos neni.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ese mismo tema, y algunos posts que he leído en el Facebook últimamente, me lancé a la piscina. Haz otra reina, cuantas más mejor :) y seguro que añades más cosas que me dejé en el tintero.
      Un besazooo y gracias por comentar <3

      Eliminar
  3. Buenos días, Marta!! Desde mi humilde opinión de blogger, escritora, pero, principalmente, lectora, creo que tienes más razón que un santo. Aun así, me voy a permitir la licencia de puntualizar algunas cosas.
    He leído muchos blogs en los que las reseñas no son reseñas, son ensañamientos a sangre, y francamente, cuando un blog tiene 800 seguidores y tu opinión es valorada por tanta gente, estás contribuyendo, no a que el autor mejore, sino a su hundimiento. Vale que el libro pueda ser aburrido, que la prosa no sea florida, que el tema se repita demasiado, que pueda parecerse a tal novela o a tal otra, pero ¡¡carai!! un poco de criterio objetivo nunca viene mal. Se pueden hacer reseñas y reseñas, destacar aspectos malos, aspectos peores y aspectos nefastos, pero con tacto.
    Por suerte, en la mayoría de los casos no suele llegar la sangre al río jajajajaja.
    Eso sí!! Soy implacable con las faltas de ortografía, lo siento. Me puede gustar el libro hasta la saciedad, pero si hay faltas lo expongo claramente y se lo digo al autor/a porque no concibo un escritor comiéndose tildes, palabras mal escritas o signos de puntuación sin motivos.
    No soy una experta haciendo reseñas, solo las hago de aquellos libros que me gustan. Los que no considero buenos, directamente no me molesto en perder el tiempo. Pero bueno, también es verdad que hace poco que empecé. Quizá dentro de un tiempo desempolve la guadaña y me dedique a hacer rodar cabezas, pero siempre con tacto.
    Como escritora, aceptaré las críticas que me lleguen cuando me lleguen (que llegarán, estoy segura) y las consideraré de la misma forma que considero mis reseñas: si me sirven para mis propósitos las aceptaré, si son ensañamientos pasaré olímpicamente de ellas. Asumiré lo que opinen los demás, por supuesto, pero me veo en el derecho de ignorar aquello que no considere beneficioso para mi carrera literaria.
    Como lectora, las críticas de una obra me influyen hasta cierto punto. Nunca olvido que una reseña no es más que una opinión personal, y como tal yo puedo tener la misma o completamente distinta. Por lo tanto si me atrae el libro por algún motivo, lo leo sin más. Es lo que tiene ser una lectora empedernida.
    Gran cónclave!! Enhorabuena!! (Y perdona por el rollazo :-P )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Patricia! Muchas gracias por pasarte y animarte a participar.
      Estoy de acuerdo contigo, un blog con mucha difusión bien por los seguidores o por los comentarios, tiene bastante... poder, por denominarlo de alguna forma, si la crítica es negativa puede influir a muchos lectores a pasar del libro. Depende de cada quién, yo sí que me dejo influir por determinados reseñadores que al seguirlos durante tanto tiempo ya conozco sus gustos y más o menos son similares a los míos. Si todos concuerdan en los mismos fallos y para mí son graves, paso de leerlo. Al haber tanto donde escoger hay que hacer selecciones a veces jaja y también por el precio... si es baratillo igual me animo a formarme mi propio opinión, si ronda los 17 euros leo muchas reseñas, hgo un estudio comparativo jajajaja

      No obstante, los reseñadores que solo se dedican a hacer sangre, o que reseñan por despecho o para hacer daño paso de ellos directamente. No los considero ni bloggers.

      Te deseo mucha suerte como autora, esa es la filosofía que hay que llevar, las destructivas una vez leídas bórralas de tu mente.

      Admito que las negativas si las puedo evitar muchas veces no las hago, son las que más tiempo llevan y le das miles de vueltas para decir lo que quieres decir y que el autor no se lo tome a mal, pero cuando te manda el libro el autor o la editorial toca pringar sí o sí :P

      Reseñadores profesionales considero no existen, cada cual tiene su forma de expresar su opinión, aunque se agradece el cuidado en la ortografía.

      Gracias por tus aportaciones, las comparto sin lugar a dudas.

      Besiiis

      Eliminar
  4. Fantástica entrada y real desde la primera letra al último punto.
    Creo que has tocado todos los puntos que se dan hoy por hoy en el mundo literario tanto entre autores vs. bloggers, como en todo lo demás.

    ResponderEliminar
  5. Tienes toda la razón del mundo señoritaaaa! No dejas títere con cabeza y eso es bueno, y no te convierte en alguien mala, Y si lo piensan peor para ellos. Si tuviera sombrero como el msoquetero que has puesto me lo quitaría. Chapeau!

    Un besote señoritaaaa

    ResponderEliminar
  6. bonito, rebonito y cierto como el sol, solete!!!
    ahora voy y lo retuiteo ;)
    mil besos!

    ResponderEliminar
  7. Debo felicitarte por la GRAN ENTRADA que has hecho, de verdad !!
    No puedo estar más de acuerdo con todos los puntos que comentas y es que además, lo has hecho de forma concisa y muy coherente.
    Reseñar no es fácil, no está remunerado y encima, te expones a recibir críticas, ya sea por parte de lectores, otros blogueros o de escritores, tanto si tus reseñas son buenas, como si son malas.
    Yo tengo una cosa clara. Prefiero leer lo que me apetezca que depender de que Editoriales o escritores me ofrezcan lecturas porque no si te lo plantes, no compensa.
    Un beso y como te he comentado antes, felicidades !

    ResponderEliminar
  8. Es difícil añadir algo a una entrada tan clara; me parece precisa y muy necesaria, lamentablemente. Sabes que reseño, o al menos lo intento, porque creo que no es nada sencillo, no cuando quieres hacerlo tan bien como es posible, pero tengo claro que, como en todo, lo que debe primar es el respeto, que de ninguna va peleado con la sinceridad.

    Y respecto a la escritura, qué decir, es un arte en el que se trabaja durante toda la vida; procuro dar lo mejor posible de mí y crecer; apreciar las críticas, buenas y malas, pero también dejar correr aquellas que, infortunadamente, tienen algo de malicia, que no faltan, pero he tenido la fortuna de encontrar pocas, todo hay que decirlo.

    Y como lectora, que es lo más importante, aprecio el poder disfrutar de blogs como el tuyo, y tantos otros con excelentes administradores que se nota aman lo que hacen, que es de lo que se trata esto al fin de cuentas; el amor y el respeto se notan, se sienten, y por aquí abundan ;)

    Excelente, como siempre, un besote.

    ResponderEliminar
  9. hola! No conocía tu blog, me quedé de una pieza con tu entrada, es toooodo lo que pienso yo, sobre todo en lo que concierne a las editoriales (que te apoyen con libros) y sobre lo "prostituido" que está Amazon... pero no es sólo Amazon, conozco editoriales digitales que no sé que hacen pero sus libros están siendo vendidos con faltas de ortografía, acentuación y redacción ¿quién lee esos libros? y después, tal vez te toca hacerle una reseña y no sabes qué decir...

    A mi me gusta hacer reseñas alegres y sin spoiler, poco a poco me comprometo más con esta labor... :)

    Me quedo como seguidora y te dejo mi blog para que nos sigamos mutuamente, esto está muy interesante.

    http://escribadeavalon.blogspot.com

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado mucho la entrada. Muy completa y muy acertada. Yo me muevo en los dos bandos y tengo que confesar que las únicas críticas negativas que me han molestado han sido dos en concreto. Una que no aportaba nada "es un aburrimiento, no lo leáis" y otra que aunque tenía parte de razón (fui una ansiosa y autopubliqué un borrador con faltas que yo misma cuando lo releí quise sacarme los ojos con cucharas) pero hizo un show a mi costa, fue hiriente y mezquino; aun así me planté frente a él y puse buena cara. En el booktour me han hecho críticas negativas y positivas; las positivas me subieron a una nube, pero las negativas me sirvieron para poner los pies en el suelo y prestar más atención a los detalles (por eso me encanta la iniciativa del booktour).

    En cuanto a reseñar... lo inicié como complemento del blog. Me gusta escribir y me gusta leer, así que auné ambas. Como me conozco, lo primero que hice es informar de que no aceptaba sugerencias para leer o reseñar. Hay géneros que no me gustan de antemano. Y tengo la manía de que si en las primeras páginas no me atrapa un libro, lo descarto. Aun así he leído libros hasta el final que no me han convencido del todo y ¡me siento mal! Por eso mido mis palabras y añado siempre la nota de que reseño desde mis gustos y manías, y sin intención de ofender. Y cuando leo siempre me obligo a poner algo positivo, algo regular y algo no tan positivo... para compensar y que todos los libros esten equilibrados ;)

    Un beso y siento el tocho XD

    ResponderEliminar
  11. Artículo impecable, es todo cuanto puedo decir. Es curioso, no sabía que llevabas cuatro años... parece que llevaras mucho más, y es más o menos el tiempo que llevamos nosotras escribiendo en Third Kind. Me parece muy importante lo que has dicho, todo, porque es el equilibrio perfecto entre honestidad y respeto.

    Yo creo que hay que diferenciar entre opinión y crítica. Una opinión no necesita estar razonada ni argumentada, y pese a que en estos tiempos la gente tiende a creer que todas las opiniones valen lo mismo, eso es relativo. Por ejemplo, lo que ha comentado Annabel más arriba: "Es un aburrimiento, no lo leáis". Eso es una opinión. ¿Qué validez tiene? Pues simplemente, saber que a una persona le ha resultado aburrido (presuntamente, no voy a entrar a valorar cuantas de esas "opiniones" se sueltan simplemente para fastidiar a alguien que nos cae mal, rivales, etc. Lamentable, pero ocurre). Una crítica en cambio está respaldada: se trata de una opinión argumentada y basada en algo. Es una opinión bien construida, ponderada y que puede ayudar al lector a saber en primer lugar si la historia es lo que busca y en segundo lugar a hacerse una idea del nivel de calidad del producto: corrección, aspecto general, maquetación, pero también estilo y prosa del autor.

    A las opiniones hay que darles el valor que cada una tiene. Con muchas de ellas, hablando mal y pronto, un autor puede limpiarse el culo. Es a las críticas a las que hay que prestar atención, porque son lo único que nos va a ayudar a mejorar, y se supone que todo el que aspira a convertirse en escritor, aspira a mejorar cada vez más, a ser capaz de transmitir mejor.

    Esto es complicado, porque uno se encuentra con susceptibilidades en todas partes. Autores que no saben aceptar las críticas (no por ego, sino porque tal vez nunca han tenido que enfrentarse a algo así y se sienten juzgados), "opinadores" desconsiderados...

    Por eso me parece importantísima la labor de los reseñadores, que además de dar opiniones personales puedan arrojar algo de luz al lector para que se haga una idea de lo que hay detrás de las tapas de un libro, o de la portada de un ebook.

    Por cierto, me he quedado alucinada, porque ahora mismo estoy en un proyecto editorial y cuando hemos escrito a algunos blogs para proponerles reseñar algunos de nuestros libros nos han pedido dinero. No sé si eso es normal, pero como autoeditada jamás me ha pedido nadie un duro... O_O


    En fin, gracias por el genial artículo. Nunca dejamos de aprender de usted, señorita :)

    ResponderEliminar
  12. Estupenda entrada, Marta. Aparte de que me parece que lo has expresado perfectamente, pienso que a todos nos viene bien ejercer un poco la autocrítica y tomarnos menos a la tremenda las opiniones. (Me ha gustado mucho también la distinción que ha hecho Hendelie, opiniones cada uno tiene la suya y son tan respetables como particulares, criticar razonadamente es tan agradecible como valioso).
    El caso es que este es un juego que se juega a dos bandas y lo ideal es que se trate siempre de juego limpio... Gracias por apostar por ello ;)

    ResponderEliminar