viernes, 10 de abril de 2015

UN OCÉANO ENTRE TÚ Y YO - ALEXANDRA ROMA




La primera norma de un escolta es no intimar con sus protegidos, pero el amor no entiende de normas

Hugo Molina fue relegado de su puesto como oficial en la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO).
Los antepasados de Adriana Sierra ci­mentaron su fortuna gracias al narcotrá­fico en Vilagarcía de Arousa. Su padre, alcalde de la ciudad, pasa los días tra­tando de probar que la corrupción no se lleva en los genes. Dicha actitud pone a su familia en peligro, por lo que la joven se ve obligada a aceptar la protección de un guardaespaldas.
Hugo no tiene problemas para reprimir sus sentimientos hacia Adriana siem­pre que se mantengan a una distancia prudencial, pero cuando ella le hace participar en la investigación de la muerte de su hermana, el control se le escapará de las manos.
A pesar de que la primera regla de un escolta es no intimar con sus protegidos, el amor no entiende de normas y los protagonistas de esta trepidante novela se verán consumidos por las devastadoras llamas de la pasión.


CRÍTICA:

Adriana es hija del alcalde de la ciudad, quien está en plena campaña contra el narcotráfico, intentando por todos los medios frustrar los intercambios de droga a gran escala. Antaño su familia se dedicaba al oficio que quieren erradicar y eso la población lo tiene muy en cuenta. Al fin y al cabo ser alcalde tiene sus desventajas también, una de ellas es estar permanentemente vigilado por los vecinos y expuestos a la opinión pública. Cualquier desliz saldrá a la luz, hasta los secretos más oscuros de ellos.

Las tensiones aumentan llegando a una situación inaguantable, las amenazas llueven y las críticas crecen sin parar. Así que el padre de Adri toma la decisión de contratar un guardaespaldas personal para cada miembro de la familia, el de ella se llama Hugo y pondrá todo su empeño para mantenerla a salvo.

Una trágica noticia trastoca toda la vida de Adri, a partir de este momento la novela se centra en la búsqueda del culpable. Lo que al principio tacharon como suicidio tiene toda la pinta de asesinato ¿Pero quién y por qué? Todas las miras se fijan en una persona relacionada con el narcotráfico. A partir de ahí la protagonista se adentrará en un mundo desconocido y muy peligroso.

Adriana es una mujer sencilla, soñadora y luchadora. Me dio la sensación de que era la oveja negra de la familia, no se parecía en nada a sus hermanas, no disfrutaba de los lujos y parecía que siempre quería huir de ese entorno, la ventana era su vía de escape, sus abandonos nocturnos solitarios se acaban en cuanto entra su guardaespaldas en escena.

Hugo es el protector de Adri, un hombre honorable enamorado de su trabajo, tras su fachada impertérrita se esconde un joven con sueños y esperanzas, truncadas por una traición en el pasado, situación que tendrá muy presente para alejarse de Adriana en cuanto la relación profesional empiece a mitigarse.

Entre tiras y aflojas, los protagonistas se acercarán cada vez más, dejando el trabajo a un lado. La burbuja de felicidad dura apenas un instante, los peligros de Adri se interponen entre ellos y su relación será insostenible.

La novela me enganchó desde el principio, está muy bien escrita - como todas las historias de esta autora, las he leído todas- y tiene un buen argumento que para mí solo flojeó en dos puntos, a ver cómo explico uno de ellos sin spoilear.

El primero es ese salto que aprecié, y no me gusta ver, entre la fase de "conociendo a Adri" y "enamorado de Adri" (por parte de Hugo como es obvio), creo que le falta progresividad, unos capítulos más, cuestión de dos o tres. Considero que fue precipitado, máxime con los antecedentes que tiene en cuanto a relaciones de pareja.

Mi último pero es esa repentina declaración de intenciones por parte de un miembro importante del narcotráfico. Si habéis leído la novela sabréis a qué me refiero, cierta persona que le da muchos quebraderos de cabeza a Adri. Para mí sobraba. No malinterpretéis esto porque no hay ningún triángulo amoroso, así que estad tranquilos.

Salvo esto último, el libro me ha encantado, se lee en un suspiro y la pareja es muy dulce. Por fin empiezan a aflorar los protagonistas masculinos de antes, que últimamente están caracterizados todos igual.

Admito que un gran punto de la novela, para mí, es la ambientación. Es un lujo leer sobre un sitio que conoces -y esperar visitar este verano de nuevo-. Seguro que en cuanto terminéis la preciosa historia de Adri y Hugo, no solo querréis tener un guardaespaldas tan sexy como él sino también visitar territorio gallego.

La pareja no tiene desperdicio pero... la subtrama, el misterio y el tema policial ¡Me ha encantado! Estuve en modo 'Mentes criminales' recogiendo las pruebas e indicios que había a lo largo de la novela. Lo admito, he sido engañada de forma cruel y miserable. Tenía muy claro quién era el culpable, bueno en realidad estaba entre dos personas, no di pico en bola. Fantástico y totalmente inesperado.

Destaco alguna frase que me ha hechizado, aunque podría poner unas cuantas más, hay muchos "momentazos" que hacen peligrar la salud ¡Ojo con el azúcar!.

Por último, hago una petición: Necesito dos libros más a saber: Iago y Lucas.

- ¿Sabes una cosa?- Adriana se apartó un poco de Hugo para poder hablar-. Dice la leyenda que los mejores besos tienen el sabor del océano Atlántico y que, una vez que los pruebas, no desearás tener otros.

- Si este océano puede lograr que nada se interponga entre tú y yo, cualquier cosa que venga es aceptable- sususrró Hugo.

- Te equivocas, nena. El corazón de una mujer es tan profundo que ni ella misma llega a ver el fondo, asustada por la oscuridad.

- ¿Cómo podría ser eso verdad si el mismísimo océano nos une?


MUY BUENO













Image and video hosting by TinyPic
Back to Top