Slider

PROPIEDAD PRIVADA - JOANNA WYLDE

lunes, 6 de abril de 2015


Propiedad privada


Lo último que necesita Marie es una complicación como Horse, acaba de dejar al gilipollas de su ex marido, un maltratador, y no está para pensar en hombres... Pero este motero enorme, tatuado e irresistible que aparece una tarde en la caravana de su hermano se lo pone muy difícil.
Horse es miembro del Reapers Moto Club, un hombre acostumbrado a conseguir lo que quiere. Y quiere a Marie, en su moto y en su cama. Ya.
Marie no está dispuesta a convertirse en la «propiedad» de nadie. Sin embargo, cuando su hermano roba al club se verá forzada a ofrecerse como garantía para salvarle la vida.




CRÍTICA:

Tenía muchas ganas de leer este libro porque me recuerda a mi serie favorita (SOA, Hijos de la anarquía), admito que la historia me enganchó, pero hubo algunas cosas que me echaron para atrás, aún así sí que lo recomiendo.

Marie acaba de salir de una relación dura, enfermiza y posesiva. Buscaba el cariño de un marido que nunca la quiso, solo destaca sus fallos y la maltrataba psíquica y incluso físicamente. La mujer huye de su hogar, refugiándose en la casa de su hermano. Éste pasa su vida fumando marihuana y trabajando en temas informáticos para un grupo de moteros, así es como Marie conoce a Horse.

Horse es el hermano del presidente del club de moteros, es el prototipo de motero: tatuado, aspecto duro, chaleco de cuero... Al querer darle ese aire chulesco y de malote, que lo ha conseguido sin lugar a dudas, a veces a resultado un tanto pesado. Vale, con algunas expresiones -súper bestias- a veces te ríes pero otras... ¡no sabe decir una frase sin meter un pedazo de taco!

Respecto a Marie... me gusto como protagonista pero en diversas ocasiones no la acabé de entender, el chaval muchas veces se pasa tres pueblos, por ejemplo cuando la conoce, que no duda en meterle mano y ella tan normal... En fin, parece que está en celo. 

Otro tema que no acabé de asimilar es cuando Marie hace caso al correo de su hermano (lo digo de forma escueta para no spoilear), Horse no sé si se enteró o no de que ella le siguió el juego al principio a su hermano.

Por último, hay dos capítulos bastante largos (más o menos al principio) que son exactamente iguales pero contados desde distinto punto de vista, y el estilo de esta autora se caracteriza por tener muchos diálogos -algo que me encanta, por cierto- por lo que veo totalmente innecesario esa repetición. Se me hizo súper pesado, podía resumir el parecer de Horse en forma de descripción-pensamiento ¡pero contar lo mismo dos veces...!

Quitando lo que yo veo como fallos, la novela está muy bien escrita y documentada, poco a poco la autora va "dejando caer" información sobre los clubes de moteros, sin darte cuenta vas adquiriendo cada vez más conocimiento sobre estos grupos, cómo funcionan: jerarquías, costumbres, normas, jerga... Y te lo expone para que lo entiendas, puede gustar o no, la propia protagonista lo cuestiona muchas veces y es en esos tiras y aflojas entre Marie y Horse en donde se ve mejor la posición de estos moteros.

Peleas entre bandas, traiciones y dos hermanos que se encuentran divididos. Marie tendrá que escoger entre Horse y su propia sangre, no se lo pondrán nada fácil ya que para Horse, Marie es "su propiedad".

Una historia divertida, de alto voltaje, con dos protagonistas de armas tomar y unos líos tremendos ¡Cuidaos las espaldas mientras leéis, no vaya a ser...!

BUENO.








Image and video hosting by TinyPic
CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan