miércoles, 24 de junio de 2015

REDES SOCIALES: ARMA DE DOBLE FILO




Gracias a las redes sociales, los lectores podemos relacionarnos más fácilmente con nuestros autores favoritos, así como con otros devoradores de libros y editoriales. Con ellas tenemos la facilidad de estar al tanto de cualquier novedad o recomendación, descubriendo nuevas historias con las que viajar y solventar cualquier duda que tengamos al respecto.

Pero hay que tener cuidado con el lado oscuro de la promoción. Así, últimamente, he visto cómo editores y escritores descuidan totalmente su forma de expresarse, colgando estados plagados de faltas y con grandes carencias expresivas que apenas logran comprenderse. Esto también puede aplicarse a algunos blogueros.

Soy partidaria de crear dos perfiles: uno privado con amigos, en el que puedes expresarte libremente y escribir de forma casi ilegible -estamos en confianza- y otro exclusivamente literario, cuidando la ortografía y midiendo lo que se dice. 

Seguro que alguno está echándose las manos en la cabeza alegando el tan conocido derecho de libertad de expresión. Que sí, que sí, que eres muy libre de colgar lo que te da la gana en tu muro, pero... ojo que hay muchos lectores leyendo lo que estás poniendo.

Pongamos un ejemplo: Veo que una amiga cuelga la portada de un libro que desconocía hasta ese momento que existía, me llama la atención así que agrego a la autora al Facebook (para enterarme de sus proyectos, novedades y a ver si me termina de convencer). Leo por encima algunas publicaciones y me encuentro con:

"Ke dia + guapo hoi plallita"

"Dntro d nada publiko gracias a mi editora x acerlo posivle"

Ejemplo 100% ficticio


¿Pensáis que voy a leer algo de este autor? Aunque el ejemplo sea falso y muy exagerado, sí he visto publicaciones de ese estilo, tanto de autores como editores. La imagen que estáis mostrando no es nada halagüeña. Y si proviene de una editorial... más grave aún, el motivo es obvio, si fuera escritora ni me molestaría en enviaros mi obra.

También el contenido de las publicaciones, un muro que solo tenga malos rollos, hablando mal de compañeras, opinando yo que sé de política o religión -temas conflictivos- cayendo en el insulto... ¿creéis que es lugar para hacer esos alegatos? Aunque sea vuestro muro y estéis amparados por todas las libertades habidas y por haber ¿No es mejor hacerlo en vuestro perfil personal?


Incluso yo, que no soy ni escritora ni editora (ni ná de ná), me fijo a la hora de escribir. Intento no tener faltas, ni entrar en conflictos absurdos -a veces es inevitable caer-.

Esto es simplemente un consejo, porque sí que tengo una lista mental de autoras que no leo bien porque me transmiten que su libro va a tener grandes carencias -es prejuzgar, lo sé, pero cuando no se escribe ni una palabra bien, es lo que te inspira- o bien por parecer "folloneras" o pedantes -porque de este tipo hay muchas, ni George Martin se lo tiene tan creído-. Esto mismo lo llevo al terreno de los blogs, cuidemos la escritura entre todos.

Supongo que después de esta entrada, perderé unos cuantos amigos en Facebook :P





















Image and video hosting by TinyPic

5 comentarios:

  1. ¡ole tú! ;) jejeje, pues lo dicho que 100% de acuerdo, hay que cuidar lo que se muestra. Yo lo hago siempre, incluso en la intimidad de mi perfil personal. pero reconozco que es por mis alumnos, que no me quito lo de dar buen ejemplo ni cuando estoy sola hablando con mis gatos como una locatis ;)
    ¡un abrazo muy fuerte!
    XXX OOO XXX

    ResponderEliminar
  2. ¿Te puedes creer que tenía una entrada a medias sobre un tema parecido? Pero luego me rajé y no la terminé XD Quizá algún día la retome, pero mientras te digo que estoy completamente de acuerdo y que lo has expresado muy bien. No se puede leer a todos y el perfil que das en las redes va a influir en los posibles lectores. Lo que ocurre y también me preocupa, lo comentaba el otro día en una entrada de Veritas Alterea, es que al final tienes cierta sensación de que estás haciendo amigas, y que por eso en buena medida te leen. ¿Y no debería ser indiferente? Quiero decir, puedes ser borde y buena escritora y bella persona y pésima contadora de historias, ¿no? El caso es que por algo dejé la entrada a medias... XD En cualquier caso la corrección y el sentido común deberían ser siempre la norma. ¡Estupendo post, Marta!

    ResponderEliminar
  3. Hola señorita, tienes mucha razón con lo que cuentas en esta entrada. Y yo me pregunto pro el motivo que lleva a alguien que escribe novelas y que cuida el lenguaje y la expresión a escribir después en las redes sociales con faltas o expresiones raras. Creo que hay que cuidar la expresión tanto en las redes sociales, emails, WhatsApp y demás. No vale eso de: es que para que me entiendan no pasa nada en poner faltas. O para quedar tampoco voy a escribir como si fuera un discurso. En fin que se me va la pinza, señoritaaaaa tiene usted todo mi apoyo y soy de los que no dejaré de seguirla en Facebook o aquí en el blog. Soy incondicional de tus entradas jajajjajaja

    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Lo de las faltas de ortografía es una queja generalizada, o, como yo lo llamo, un toque de atención. Deberíamos prestar más cuidado a lo que escribimos. Por desgracia, y en mi caso, hacerlo desde un dispositivo móvil, que es una forma de comunicarnos que está a la orden del día, a veces puede resultar una odisea con el corrector, que escribe lo que quiere, y luego toca estar editando.
    Sí, creo que deberíamos prestar más atención a lo que escribimos en las RRSS, pues al fin y al cabo no dejan de ser un escaparate de nuestro producto.
    Gracias por ponerlo de manifiesto.
    Un besin!

    ResponderEliminar
  5. Tienes más razón que un Santo, y no creo que vayas a perder seguidores por tu entrada. Lo de las faltas de ortografía es cierto; por supuesto es una minoría pero existen, y no solo lo hacen escritores, sino también blogueros y lectores y yo creo que todos, en mayor o menor medida, deberíamos cuidar más nuestra forma de escribir. Que una falta se le escapa a cualquiera, pero es que hay algunas que claman al cielo, jajaja !
    Besos !

    ResponderEliminar