Slider

La pieza que faltaba - Antonia Romero

miércoles, 3 de febrero de 2016




Páginas 379
Independiente
Novela romántica contemporánea

Eva, una enfermera y fisioterapeuta, que por culpa de la crisis no encuentra trabajo en la rama sanitaria, acepta un empleo como ayudante de Carmen Grimaldos, una multimillonaria algo excéntrica, copropietaria de una cadena de hoteles, junto con Ander Izarra, su hijastro. Carmen, una vez descubre la valía de Eva para desempeñar cualquier actividad, decide nombrarla gerente, con el único fin de fastidiar a su socio. Ambos mantienen, enquistada en el tiempo, una relación de odios y venganzas. Pero lo que ella no imagina es que esa decisión cambiará su vida, la de su empleada y la de todos las personas de su alrededor.





RESEÑA:

Descubrí a esta autora con la saga de El quinto sello (juvenil paranormal), su estilo me encanta así que cuando descubrí que se atrevía con la romántica adulta contemporánea no dudé en leerlo.

Eva es una enfermera sin trabajo, con contratos temporales intenta salir del paso, un día su madre la llama ofreciéndole una alternativa: cuidar a una anciana de débil salud. Por medio de un compañero de clase, Frankie –quien ahora ejerce la profesión de abogado-, conoce a la altiva y dura Carmen, una mujer bien posicionada y con aires de aristócrata. La protagonista la define como una señora “amargada que no trata bien a nadie”.

En pocos días, Carmen propone a Eva una misión difícil, muy bien pagada pero arriesgada: echar a su hijastro de su casa. Y es que Carmen se casó con el padre de Ander y desde que entró en la vida de este no hicieron buenas migas, la relación se tuerce aún más con los temas de la herencia, con la muerte del padre la guerra está declarada. Legalmente, esa casa pertenece a los dos, y ninguno de ellos renunciará a ella. Carmen jugará sucio y con mucha astucia, pero Ander no se quedará atrás, la pobre Eva será quien padecerá todos los daños colaterales.

Si digo que el primer encuentro entre los protagonistas fue terrorífico… me quedaría corta. Ander es borde, frío y prepotente, está cansado de los jueguecitos de su madrastra y la odia con todas sus fuerzas, les hizo mucho daño tanto a su madre como a él, culpa a Carmen de la muerte de su progenitora.

Para Eva será muy difícil vivir en esa casa con Ander, pero encontrará gran apoyo en Conchi y Ana –madre e hija-. Conchi tuvo que dejar todo al quedarse embarazada, no escogió bien al padre de su niña, en la calle y sin un duro, consigue trabajar para Ander y ser personal de su confianza. Ambas viven con él en su casa, siendo la única familia que le queda. Al principio recelan de Eva, pero poco a poco la protagonista las conquista con su sinceridad y amabilidad. Pero Conchi guarda un gran secreto y muchos deseos para el futuro.

Como una especie de broma del destino, Eva empieza a trabajar con Ander como socia, Carmen le da las riendas de su porción del negocio –cadena de hoteles de lujo-, el hombre hará todo lo que tenga en sus manos para que se arrepienta de su aceptación, llegando a protagonizar un episodio bastante bochornoso y humillante -público- para Eva.

La protagonista se tomará en serio el trabajo e intentará aportar ideas y sugerencias, empezando por leer todas las opiniones de los usuarios en distintas páginas, haciendo hincapié en los negativos. En una de estas investigaciones se encuentra con que dos hoteles no van nada bien, así que los protagonistas tendrán que ir hasta Nueva York para solucionarlo.

En este momento es cuando Eva y Ander van bajando sus defensas y conociéndose, pero el rencor del protagonista y el odio hacia su madrastra acabará por elevar de nuevo sus muros, haciendo mucho daño a la mujer.

Es una historia muy bonita, la relación entre ellos es divertida y emotiva. Además, hay varias tramas secundarias: Cris y Óscar, mejores amigos de Eva que aparecerán en más de una ocasión, con su divertida pedida de mano; unos mensajes de Whatssap que aparecen de vez en cuando sin que sepamos quiénes son las personas que están tras la pantalla; Gus –mejor amigo de Ander- y su anhelo por conquistar a una mujer; Conchi y sus sueños de antaño; Carmen y su relación sentimental. Sin olvidar las escenas entre Carmen y Ander, al final conoceremos la verdadera historia, y los personajes limarán asperezas.

En definitiva, una novela preciosa, muy bien escrita y progresiva. Los personajes son cercanos, del día a día. La relación entre Ander y Eva se cuece a fuego lento, con sus altibajos y algún que otro misterio familiar. También tenemos nuestra dosis de suspense, porque como en toda novela siempre hay un malo malísimo.

El estilo de la autora es envidiable, sumerge al lector en la historia convirtiéndolo protagonista de la misma. En esta novela encontraréis un vaivén de sensaciones y emociones.



EXCELENTE













Image and video hosting by TinyPic
CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan