sábado, 7 de mayo de 2016

Nuevos proyectos, nuevas aventuras


¡Hola, tejedores!

Os dije que iba a estar un poco desaparecida este verano, una de las razones era mis peripecias en historias propias, ahora mismo estoy sumergida en dos novelas que me tienen entusiasmada, a ver en qué queda todo ¡espero no dejarlas de lado! Por otro lado, en otras entradas dejé un pequeño misterio que hoy os desvelo y es que... estoy preparándome como correctora.

Siendo sincera, he corregido algunas novelas, quizás pecando de atrevida, pero os confieso que soy una friki de la ortografía, me encanta saber los entresijos de nuestra lengua. Creo que me equivoqué de carrera, pero nunca es tarde. La cosa es que quería tener un "título" que me avalara para lanzarme a esto. Espero tener los certificados -sí, porque tengo pensado hacer dos-, para después del verano. Ya tengo una víctima que me ha pedido presupuesto, juju ¡gracias por la confianza!

Creo que conocéis mi faceta de lectora cero, dije que no iba a cobrar pero creo que voy a tragarme mis propias palabras. No pretendo justificarme, porque cada uno es libre de hacer lo que le parece, pero me gustaría daros una breve explicación.

Estos últimos meses he estado muy quemada, dedico demasiado tiempo a otras personas y no me centro en mí. A veces te llegas a sentir utilizada y es un sentimiento que me enferma. Así que si alguien quiere que haga de lectora beta voy a cobrar, un precio simbólico, pero lo haré. Una vez que siga ahondando en este terreno y formándome más subiré la tarifa.

Por último lugar, también tengo pensado incluir una zona de asesoría jurídica, más adelante os hablaré de ella. No me importa contestar preguntas sencillas sin nada a cambio, pero algunas personas están contactando vía Facebook para hacer verdaderas consultas jurídicas por la cara, que obviamente no contesto. En cuanto tenga el título que me avale como abogada contestaré, con su debido coste. 

Hay que tener en cuenta que yo no pido a los autores sus novelas gratis, ni a una peluquera que me corte el pelo sin pagarle nada, ni a un conductor de autobús que me lleve por la cara, etc ¿por qué yo tengo que estudiar un tema para solucionaros el problema gratis? Si llevo más de cuatro años formándome y gastando dinero para obtener dichos conocimientos. Creo que es necesario valorar más el tiempo ajeno.

Sé que parece que en esta entrada estoy de mala leche o a la defensiva, pero nada que ver, Solo quiero mostraros un proyecto que me tiene muy ilusionada, si la gente se anima genial y si no también ¿sabéis por qué? Porque no pretendo vivir de ello, solamente ganar algo que me permita sentirme valorada de verdad. En caso de que no haya ningún cliente, gano tiempo para mí: para reseñas y para mis propias historias. Últimamente estoy muy dispersa "viviendo para los demás".

Esta nueva "filosofía" entrará en vigor después del verano. Espero tenerlo todo listo para octubre, pero paso a paso.

Un abrazo,









Image and video hosting by TinyPic

14 comentarios:

Publicar un comentario