miércoles, 27 de julio de 2016

¿Quién es esa chica? - Mhairi Mcfarlane




Serie: Número único
Autor: Mhairi McFarlane
Idioma: Español
ISBN: 978-84-16550-32-6
Género: Contemporánea
Páginas: 416
Formato: 22 x 15 cm
Encuadernación: Rústica con solapa
Fecha Publicación: Junio 2016

¿Qué es lo que hace la novia en una boda? Besar al novio. ¿Y qué es lo que NO SE HACE EN UNA BODA? Besar al novio de otra.

Cuando a Edie la pillan en una situación comprometida en la boda de una compañera de trabajo, todas las culpas recaen en ella. Y entonces se da cuenta de que su nivel de popularidad en la oficina no es muy distinto al que tenía en el instituto.

Rechazada por todo el mundo y muerta de vergüenza por lo que se publica en las redes sociales, su jefe le sugiere que se tome un año sabático. Él ya le ha buscado qué hacer durante ese tiempo: escribirá la autobiografía de Elliot Owen —escribirá como negra, vaya—, un nuevo actor con mucho talento. Lo único que tiene que hacer es bajar la cabeza y llevarse bien con él. Fácil, ¿a que sí? Pues no, porque el tal Owen es un engreído de proporciones épicas de todo punto insoportable.

Mhairi McFarlane fue la ganadora del premio RoNA 2013 por su primera novela - Nada más verte - en la categoría de mejor novela romántica contemporánea. Su anterior novela, Si pensara en ti, te despreciaría ha sido elegida como la Mejor del 2015 en categoría romántica por Ibookstore (Apple).



RESEÑA:

¡Por fin he vuelto a reencontrarme con la Mhairi que conocí en 'Nadie como tú'! ¡Qué poco me ha durado esta novela! El estilo fresco, cargado de realidad y diversión tan característicos de esta autora están patentes en esta novela.

Mhairi trata temas del día a día en sus historias. Vale que quizás no todo el mundo tenga la oportunidad de codearse con el famoso de turno de la serie de moda, pero sí que me puedo identificar con Eddie, una muchacha corriente cargada de mala suerte y rodeada de mala gente.

Y es que la mujer, cargada de buenas intenciones, va a la boda de dos compañeros de empresa ¡y sale escaldada! Su jefe le pide un trabajo fuera de la oficina hasta que todo se calme, así que vuelve a su ciudad natal para conocer a Elliot Owen, el actor del momento.

Su primer encuentro no empieza con buen pie, creo que hay que hacer una división de culpas. Eddie estaba hasta las narices de que todo el mundo le contestara mal y él estaba agobiado con sus cosas. Fue un momento cuanto menos tenso, la pobre Eddie tiene que ceder porque no se puede permitir el lujo de decepcionar su jefe, porque ´prácticamente tiene un pie fuera de la empresa.

Eddie es una bomba a punto de explotar, no puede entrar en sus redes sociales porque no le llegan más que insultos. Tampoco puede desconectar de la empresa porque un compañero le pone al día prácticamente todas las semanas. Es una época de transición: de borrón y cuenta nueva, pero a la protagonista le costará Dios y ayuda borrar todo lo sucedido. Tendrá que encontrar la confianza que dejó en la boda y luchar contra el acoso y derribo, para ello encontrará el mejor apoyo: Elliot Owen.


Lo que era una autobiografía típica se convierte en algo más dinámico, así que Eddie y Elliot quedan con mucha frecuencia para conocerse mejor, el roce hace el cariño y... ambos se hacen inseparables. Elliot será el mejor confidente de Eddie y viceversa, el protagonista también pasará por una mala racha y ella estará ahí para él.

¡Qué novela más bonita! La autora consigue meternos de lleno en la historia, logra encariñarnos con los personajes y... nos apuñala en el final, esto lo desarrollaré más adelante.

Este libro habla de la envidia, el peligro de las redes sociales, ese estigma que aún tenemos en cuanto a la infidelidad y la fama e intimidad esa fina barrera difuminada.

En cuanto a la envidia, ambos protagonistas lo van a sufrir en sus propias carnes, teniendo que luchar contra gente tóxica que solo saben contaminar todo lo que tienen alrededor.

Las redes sociales, en especial Twitter y Facebook, con Eddie viviremos un auténtico acoso, donde saldrán verdaderas barbaridades sobre la vida de nuestra protagonista, cometiendo auténticos delitos.

El famoso estigma de "si mi novio es infiel la culpa recae sobre la chica". Sí, no me digáis que no, aunque os enfadéis con vuestra pareja ¿no le dedicáis unas palabras a la mujer con la que te puso los cuernos? Lo mejor es que si acabas perdonando a tu novio, las velas negras van para la "otra". ¿Algo irracional, no creéis?

Por último, la vida de los famosos. Al exponerse al público parece que no tienen derecho a la intimidad y toda su vida puede ser objeto de crítica y comentarios en cualquier medio informativo. Esto lo vivirá Elliot en sus propias carnes y... no es bonito. La autora ha sabido trasladarlo a la perfección ¡me entraba ansiedad a mí colo de leerlo! Y, en parte, Eddie también padece esto, hubo una filtración de su intimidad y... en fin Twitter ardía con crueles burlas.

En cuanto al final, me sorprendió mucho para esta autora que, en general, deja los finales cerrados. Qué sorpresa más inesperada y, para mí, odiada cuando leí el cierre del libro. Casi tiro el ejemplar por la ventana. Siempre busco finales cerrados, detallados y con perdices, aunque también es verdad que se puede imaginar uno cómo termina pero necesitaba MÁS escenas para llegar a la perfección.


olopezap


MUY BUENO








4 comentarios:

  1. Hola!!! De momento no me llama la atención, por lo que lo dejaré pasar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. No es un género ni un estilo que me gusten, aunque sé que son lecturas muy entretenidas. Pero no las elijo como prioritaras. Tu reseña es estupenda, eso sí. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me lo apunto!!Estupenda reseña:)
    Me he encontrado con tu blog y ma ha gustado mucho asi que me quedo por aqui. Te dejo el mio por si te apetece. Un beso:)
    http://reflexionesdeunalibroadicta.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado el libro, es tan... de ahora!! La verdad pura y dura. Pero el final me ha matado!! Espero que haya una continuación!! Tiene que haberla!!
    En fin, me ha gustado muchísimo, la verdad

    ResponderEliminar