Slider

What if - Adriana L.S Swift

domingo, 28 de agosto de 2016







Laura tiene treinta años. Es periodista en la sección de política, vive en Salamanca y sale de vez en cuando a tomar algo con las amigas. ¿Pareja? A veces, pero el amor no está hecho precisamente para ella. En la actualidad ya no existe ningún Mr Darcy que aparezca montado a caballo y te pida la mano en la campiña inglesa. No, ahora los hombres no hablan de forma caballerosa, no te tratan como si fueras una princesa, no dicen frases románticas, no se te para el corazón nada más que aparecen ante ti... 
Excepto...
A Laura sí que se le paraliza el corazón con alguien. Alguien que es una mezcla entre Mr Darcy y el Capitán Vonn Trapp. Alguien que no habla con ella salvo convencionalismos, que no se ha fijado en ella en más de diez años y que es el hombre más atractivo, misterioso y frío de cuantos conoce. Y sin embargo Laura lleva enamorada de él desde los diecisiete. Ella sigue con su vida amorosa estancada por completo mientras que él está casado y es padre de una niña. Todo está perdido desde un principio y sin embargo Laura es incapaz de olvidarse de él. 
Pero...
¿Y si...?


RESEÑA:


¡Qué enganchada estoy con esta saga! Sí, lo siento es una serie que tiene los mismos protagonistas. El orden es: What if, Whay if you, What if always y What if with me. Os cuento un poco de qué va, ahora mismo estoy en la mitad del tercero que me está gustando mucho.




Laura lleva encaprichada de Jorge desde que sus padres se lo presentaron en su adolescencia, durante diez años ha tenido que guardar su pequeña obsesión en secreto porque su Darcy personal llegó a casarse y tener una hija. A pesar de haber tenido relaciones esporádicas no es capaz de olvidar a Jorge quien trabaja codo con codo en el despacho de abogados de  sus padres.

Jorge es así como el personaje de Darcy en la primera parte de Orgullo y Perjuicio: distante, seco y algo cortante, Laura no tiene muchas esperanzas de que su imaginación llegue a convertirse en algo real. Pero cuando menos se lo espera, Laura ve un resquicio de luz, puede que Mr. Darcy no sea tan inalcanzable como parece y que sus sentimientos sean correspondidos.

La verdad es que Jorge no es como parece, durante la saga vamos a conocer su verdadero yo y una vez que lo descubramos no lo vamos a querer soltar, ¡me está dando pena terminar la serie sobre todo por él! En cuanto a Laura es una persona impulsiva, sincera y con personalidad, no se deja amedrentar y le cuesta morderse la lengua, además es un personaje muy realista creo que está perfectamente definido. La novela está narrada en primera persona por Laura y la autora ha conseguido acercarnos a ella y empatizar con la joven, cogiéndole cariño. Creo que una de las grandes dificultades de esta saga por no decir la principal es Laura, perfilar una protagonista que guste al lector -porque no olvidéis que estamos en su cabeza durante muchas, muchas páginas- es realmente arduo.

Aún así hubo momentos en este libro y en los siguientes en los que me desesperó un poco la conducta de Laura, era algo así como la canción de "un pasito para delante, María. Un pasito para atrás", a pesar de que tiene que tragar y pasar por mucho porque Jorge viene con una mochila llena de piedras que hay que superar, creo que tiene algunos cruces de cables que no entendí muy bien. Y podría haber apoyado un poco más a Jorge aprendiendo a afrontar los problemas de otra forma. No obstante, he de admitir que como protagonista me ha gustado mucho y todo el mundo tiene que tener sus fallos ¡sino no seríamos humanos! Y esto ofrece mayor realismo.

La relación entre ellos cuando están bien pues es algo así como una mezcla de algodón de azúcar, ositos de gominola con mucho sirope de chocolate ¡que nos sube el azúcar, señores! Si es que Jorge es el Darcy actualizado a nuestros días, el Darcy del siglo XXI.

¿Algo negativo a destacar? Bueno se me ocurre una cosa: aprovecharía más el marco, los lugares donde transcurre la historia. Básicamente es Salamanca, pero también visitarán Londres, París y Madrid, mi consejo es describir más los lugares, contar alguna anécdota o dato histórico de la zona, aprovechar la riqueza del lugar para enriquecer -valga la redundancia- la historia. Detenerse en los pequeños detalles ad extra no solo ad intra, es decir, no describir solamente los sentimientos y emociones de la relación sino el entorno también.

Por el momento, seguiré disfrutando de esta saga que al principio empecé con miedo, son libros muy extensos y ya sabemos qué pasa con las series: es muy difícil mantener la emoción de la primera novela. A ver qué me espera en la última historia. Por el momento os animo a conocer esta autora que escribe realmente bien y a sus personajes.




Muy bueno

CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan