domingo, 20 de noviembre de 2016

Calendar Girl 4 - Audrey Carlan




Cuando se conocieron en enero sintieron algo especial, algo que nunca habían experimentado y que no supieron cómo afrontar. Ahora, meses más tarde, sus vidas han cambiado y sus caminos se han convertido en uno solo. Son Mia y Wes, dos almas gemelas, dos enamorados viviendo en su paraíso particular… Siempre han sabido que estaban predestinados a estar juntos, pero ahora que ha llegado su momento la vida les vuelve a poner a prueba. ¿Será su amor suficientemente fuerte para vencer todos los obstáculos y convertir todos sus sueños en realidad?



RESEÑA:


Me moría de ganas por leer el libro de Mia y Wes sin intermediarios ni "meses" de por medio. Para mí, de todos los chicos que hemos conocido 'Enero' se lleva la palma. Además, tras el final de infarto del tercer libro... decir que estaba deseando leerlo es quedarse corta.

Cuál fue mi sorpresa al empezar la novela, avanzaba y avanzaba y mi entusiasmo iba cayendo en picado, incluso reconozco que me costó terminarlo. La trama iba perdiendo sentido e incluso coherencia y solo veía una novela erótica del montón, páginas y páginas de sexo y una relación bastante fría -sí, a pesar de todas las escenitas-.

La relación de Mia y Wes no sale del plano sexual, después del trauma vivido por Wes -bastante "telenovelesco"- creo que la historia debería alcanzar cotas más serias y profundas, no le vi sentido alguno cómo desarrollaba esta trama la autora. Lo mejor hubiera sido eliminar el tema del secuestro porque no queda creíble. Tenía elementos de sobra para seguir con este cuarto libro sin meterse en camisas de once varas.

Y volvemos al tema de siempre: ¡Si no quieres leer sexo no leas novela eróticas! Error. Novela erótica no es sinónimo de "pornografía" ni libro sin argumento, ¿quieres meter drama y sexo? Genial, pero cúrratelo. Un ejemplo claro lo tenemos con Pamela Clare. 

Audrey podía haberlo hecho mucho mejor, no hacer una novela tan superficial con un tema tan delicado de por medio. Lo siento, pero me ha defraudado mucho...

La actitud de Wes puedo entenderla, vamos a interpretarla como que está en una especie de letargo que cuando se despierta se ve inmerso en la pesadilla de nuevo. Pero la de Mia es alucinante, la única idea lúcida es haberlo llevado a terapia, pero el resto es como si fuera una especie de ofrenda se quita la ropa y deja que haga lo que quiera. Pero bueno ¿en algún momento van a hablar con al ropa puesta?

Dudo tan siquiera que sea la pareja perfecta porque en realidad ¡apenas se conocen! ¡no hablan!

Esta saga es una especie de noria: sube en el primer libro, baja en el segundo, vuelve a elevarse en el tercero y en el cuarto cae en picado.

No descarto leer más novelas suyas en un futuro, pero esta saga me ha dejado un recuerdo agridulce.


Resultado de imagen de saga calendar girl
Back to Top