Slider

La institutriz silenciosa - Julie Klassen

lunes, 6 de febrero de 2017








¿Puede su amor vencer el oscuro pasado que ambos arrastran? Una novela romántica histórica de amor puro del estilo de Edenbrooke.

Creyéndose culpable de un crimen, Olivia Keene huye de su casa, topándose en el camino con una mansión en la que en esos momentos tiene lugar una fiesta magnífica. Sin embargo, no todo es tan bonito como aparenta.
 Lord Bradley acaba de enterarse de un terrible secreto, algo que, de saberse, cambiaría su vida para siempre. Cuando avista una figura en la lejanía, teme que sea un espía o un ladrón a oídos del cual hayan llegado las devastadoras noticias. Pero se lleva una sorpresa mayúscula al descubrir que el intruso no es sino una mujer, o lo que queda de ella, con una grave herida en el cuello. Temiendo que pueda divulgar su secreto, le ofrece un puesto en su casa y la encierra en su propiedad. Cuando los secretos que tanto Olivia como lord Bradley van saliendo a la luz, ¿conseguirán que su amor venza el oscuro pasado que ambos arrastran? 
LOS LECTORES OPINAN:
«¡La institutriz silenciosa es un tesoro! Tiene todo lo que un seguidor de ficción histórica pueda desear: Misterio, suspenso, sospecha, algo de humor, un romance puro, familia, amigos, lealtad, una traición y un montón de giros inesperados de la trama! Goodreads
HECHOS DESTACADOS
1. Finalista del Premio Christy  a la mejor novela romántica histórica.
2. Finalista del premio RITA[1] 2010.
3. Finalista del premio Minnesota Book Award 2010
4. Novela romántica histórica de regencia ideal para lectoras que les guste Jane Austen, Charlotte Brönte o Julianne Donaldon.
[1] Premio concedido por la asociación americana Romance Writers of America (RWA) en su categoría de romántica histórica.


Reseña:

Me ha hecho gracia que al copiar los datos de la web de la editorial he visto que en la quote dicen: "Una novela romántica histórica de amor puro del estilo de Edenbrooke" y es que esta misma mañana hablando con una amiga me ha preguntado que qué me parecía 'La institutriz silenciosa' y le he dicho: no sé cómo explicarte cómo es el estilo si no has leído a Jane Austen, las hermanas Brönte y un largo etcétera. En la actualidad, también tenemos grandes autoras de lo que podríamos llamar "novela blanca", así que le hablé de Edenbrooke, Blackmoore y de las novelas de mi querida Elizabeth Bowman. Tampoco había leído ninguna de estas así que ya le he dado unas cuantas recomendaciones para empezar (y a vosotros también).

¡Qué decir de La institutriz silenciosa! Prácticamente lo he devorado, no sé cómo explicaros la cantidad de sensaciones que me ha transmitido esta novela y tampoco sé deciros lo 'cuantísimo' que disfruto con este tipo de historias. Lástima que sean tan pocas las editoriales que publican estos libros (aquí aprovechando para tirar piedras).

Nuestra protagonista es la dulce e inocente Olivia Keene quien tras unos sucesos extraños decide abandonar su casa con lo puesto por petición de su madre, no es baladí puesto que las vidas de las dos están en peligro. Deciden dividir sus caminos y encontrarse en un punto común.

Durante la huida Olivia no puede tener más mala suerte, Una serie de catastróficas desdichas la llevan a una mansión, donde tiene lugar una gran fiesta, por curiosidad decide asomarse a echar un vistazo y... la curiosidad mató al gato. La muchacha ha cometido dos errores: escuchar algo que no debía y ser descubierta por un "empleado" de la casa quien decide llevarla hasta el señor de la casa para que decida qué hacer con ella.

Antes de entregar a la muchacha, fue retenida y maltratada por un viejo "conocido" quien ansiaba su especial vendetta contra la joven, así Olivia sufrió grandes lesiones en la garganta impidiéndole hablar. Las cosas se complicaban por momentos.

¿Ladrón o espía? Esas son las palabras que rondaban en la cabeza de Lord Bradley, tampoco se creía que fuera muda, las sospechas se agudizaban a medida que conocía a Olivia, ella había escuchado el gran secreto que podía arruinarlo para siempre: su posición en el parlamento, su título nobiliario, sus propiedades... absolutamente todo estaba en manos de la joven. El que no pudiera hablar le facilitaba la tarea pero hasta que no asegurara su situación y fuera intocable, debía retenerla para que no se fuera de la lengua.

Así fue como Olivia empezó a trabajar como niñera en la casa de Lord Brandley (Edward) y a pesar de todas las dificultades iniciales, consiguió integrarse en la casa y pasar a ser el corazón de ella. Nadie en toda la mansión podía decir nada malo de ella, salvo Edward que se negaba a ver lo evidente.

Olivia siempre pensó que su trabajo iba a ser temporal, ella debía reunirse con su madre, pero poco a poco se empezó a plantear quedarse allí ¿qué opciones tenía? Su madre estaba desaparecida, su padre en busca y captura y ella estaba tan perdida... En esa "casa" se sentía querida y preciada, además podía educar a los chiquillos que estaban bajo su custodia y tenía buen trato con todos los integrantes de la casa.

Pero las cosas empiezan a complicarse, Olivia tendrá que empezar a desentrañar todos los misterios del extraño comportamiento de sus padres y del trágico suceso antes de su marcha. Mientras que Edward se enfrentará a sus propios miedos, averiguando quién es el culpable de las extrañas cartas que recibe con amenazas.

No voy a hablar más de la historia porque sino os romperé la magia, solamente os tengo que decir: leed este libro. La historia puede gustar más o menos, lo que es indiscutible es el estilo de la autora, me ha cautivado por completo.

He conocido cada una de las estancias de la casa -menos la sala de billar creo-: subía y bajaba las escaleras: para ir a buscar galletas a la cocina, ir al piso superior donde estaban los niños en la guardería y la habitación de Olivia, segundo piso a la habitación de Edward -sí, lo estoy diciendo de memoria-, a la apartada y solitaria casa del guardabosques... Julie Klassen tiene un estilo sencillo a la vez que cuidado, parece fácil pero es algo complicadísimo, te absorbe en la historia convirtiéndote en una cuidadora que pasa a convertirse en institutriz. 

Te transmite la soledad de su trabajo, la impotencia de no poder hablar, la necesidad de ser valorada por su padre, su seguridad y tenacidad. 

La relación entre Edward y Olivia es tan, tan bonita. Tan delicada, sutil y progresiva... no soy objetiva porque este tipo de novelas me apasionan y esta no iba a ser menos. Mezcla de una forma tan maestra la relación entre ellos y las subtramas, vamos que una vez que empecéis el libro Julie Klassen va a hacer lo que quiera con vosotros, preparaos para dar clases de historia, matemáticas y latín porque os vais a meter de lleno en la vida de Olivia y en los quebraderos de cabeza de Edward.

Qué decir, creo que esta es una de las grandes apuestas de este año y estoy deseando leer más historias de ella, se ha convertido en una de mis autoras favoritas -sí, con tan solo un libro-. ¡Qué llegue pronto El secreto de Pembrooke Park!


CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan