domingo, 31 de diciembre de 2017

Adiós 2017

¡Hola!

En pocas horas empezará un nuevo año, en este caso par, no me gustan los números impares -soy un poco supersticiosa- así que tengo ganas de pegar el «salto».

Aunque he de admitir que el 2017, a pesar de ser impar, no ha estado nada mal. He tenido la suerte de poder conocer Menorca, Islas Cíes, Praga, Budapest, Oxford y volver a Londres, aunque no he conseguido superar mi miedo a las alturas, quizás en un futuro... La canción que me ha acompañado durante estos viajes ha sido «Shape of you» de Ed Sheeran, creo que todos la hemos escuchado alguna vez -o dos o tres-.





En cuanto al plano literario he disfrutado de grandes experiencias: participar como jurado en dos concurso  -a falta de uno-, ir a un evento de literatura (NORA), participar como ponente en una mesa de blogueros y conseguir ser lectora profesional. Aunque para ello tuve que dejar de lado el blog, no lo dejaré pero sí que he retomado el rumbo, durante este año apenas he leído novelas publicadas, la mayoría fueron manuscritos (algunos fueron verdaderos descubrimientos). 

Este 2018 intentaré leer solo libros que QUIERA leer, cuando entras en la dinámica de reseñar a veces «ciegas» y acabas cayendo en las novedades, imponiéndote objetivos absurdos y olvidando el verdadero fin: disfrutar leyendo y compartiendo tus lecturas. 



Para conseguir esto he abandonado el Facebook, sigo en Instagram y Twitter pero entro mucho menos, así que tengo más tiempo para mí. Es exagerado la cantidad de horas que perdemos en las RRSS. Otro de mis objetivos es pasar de WhatsApp a veces nos olvidamos de vivir, siendo esclavos de conversaciones banales y conflictos absurdos, no os extrañéis si tardo un poco en contestar.

Creo que una de las cosas negativas de este año, ha sido precisamente esto: el mal ambiente en las redes sociales. A la mínima de cambio se acusa sin pruebas, se insulta, se malinterpreta todo, parece que hay gente que solo busca gresca y mal ambiente. En la vida «real» en cierta forma también es así, pero se maquilla más con máscaras pero como en internet podemos ser cualquier persona, bajo el anonimato pensamos que tenemos derecho a hacer lo que nos da la gana. La libertad de expresión no ampara el acoso y derribo. Reitero: las redes sociales apestan.

¿Y por qué he abandonado Facebook? Además de necesitar tiempo, he decidido apartarme de todo lo que reste más que sume. Este lema lo aplicaré a todos los ámbitos de mi vida: «amigos», redes sociales, etc. Me alejo de lo tóxico, aunque tenga que dejar a gente por el camino, me daba pena perder el contacto con algunos lectores y autores pero a través de Instagram puedo saber que siguen igual de bien, aunque lo haga desde las sombras ;) . 




En cuanto a mi otra faceta, como Graduada en Derecho, no me puedo quejar, tengo la suerte de poder formarme y aunque no tenga claro cuál va a ser mi futuro creo que alguna puerta se abrirá, aunque el panorama no sea muy halagüeño. No estaría mal pedir a este 2018, después de la salud, dignidad y respeto en todos los trabajos (empezando por un sueldo digno).

Gracias al tiempo que quité a Facebook y al blog he podido dedicarlo a otras cosas como son mis dos novelas -una ya tiene portada- y leer manuscritos para dos editoriales -igual en 2018 se convierten en tres, cruzo los dedos-, además de hacer vida social (que nunca viene mal).

En cuanto a la novela que ya tiene portada estoy muy ilusionada, aunque no sé qué acogida tendrá, pero bueno mi objetivo es terminarlo y verlo en papel, si alguien lo lee genial. No tengo pensado darle publicidad por aquí e irá con seudónimo, prefiero empezar de cero, como con el blog. Quien decida darle una oportunidad que lo haga porque le llame la atención, no porque lo haya escrito una bloguera. 

Termino y empezaré el año con:



Novela: La dama de Hawthorne


Serie: The Punisher


Juego: Sherlock Holmes

Mi última película en el cine ha sido Coco, todo un descubrimiento, estoy deseando verla de nuevo.



No puedo terminar la entrada sin desearos una muy feliz entrada de año: rodeados de vuestra familia, salud y ¡de buenas lecturas!. Nos vemos en 2018...






Back to Top